¿Sabías que el Parmigiano Reggiano es un lácteo sin lactosa?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Parmigiano Reggiano es un queso 100% artesanal, elaborado con leche, cuajo y sal. Esta producción ancestral permite disfrutar de un queso apto para todos, incluso para los intolerantes a la lactosa, ya que está naturalmente libre de lactosa.

Ejemplo de presentación de Parmigiano Reggiano.

Hoy en día, existen a disposición de los consumidores numerosos productos adaptados para personas que presentan algún tipo de intolerancia a la lactosa. Cada vez es más habitual ver en las estanterías de los supermercados leche y sus derivados (yogures, cremas de cacao, quesos, etc.) que han sido debidamente tratados para convertirlos en productos bajos o libres de lactosa.

Los intolerantes a la lactosa carecen de una enzima, la lactasa, que es la responsable en nuestro organismo de descomponer los azúcares que se encuentran de forma natural en la leche de vaca y algunos de sus derivados, como el queso.

Sin embargo, existen quesos, como el Parmigiano Reggiano, que de forma totalmente natural y ajena a cualquier proceso industrial, están libres de lactosa, siendo perfectamente aptos para las personas intolerantes. Pero, ¿cómo consigue este lácteo librarse de la lactosa? Existen condiciones microbiológicas naturales para las cuales la lactosa está ausente en el Parmigiano Reggiano desde los primeros días.

Un proceso 100% natural

El Parmigiano Reggiano es tan natural que para su elaboración solo se utilizan tres ingredientes: leche cruda, cuajo y sal. Se necesitan 13 litros de leche para producir tan solo un kilo de queso, leche que se lleva a la quesería durante la tarde para que esta repose durante toda la noche, creando una capa de nata en la superficie.

Por la mañana, esta nata se elimina y la leche de la noche anterior se mezcla con leche recién ordeñada. La leche se calienta con suavidad y se le añade algo del suero fermentado del día anterior para, posteriormente, añadirle cuajo de ternera natural, que coagulará la leche. Gracias a este proceso las bacterias del queso deshacen y fermentan la lactosa, convirtiendo el resto del azúcar de la leche en ácido láctico, mucho más fácil de digerir.

Parmigiano Reggiano con todas las garantías

Periódicamente, el Consorcio de Parmigiano Reggiano analiza aleatoriamente diversas muestras para comprobar los niveles de lactosa en el queso. Las muestras se recogen durante los nueve meses que el queso se encuentra madurando, así como en los puntos de venta, es decir, en quesos de más de 12 meses de maduración.

En todas las muestras analizadas por el Consorcio, el valor de la lactosa siempre ha sido inferior al límite de detección del método (LOD = 0.01g / 100g) confirmando que el envejecimiento no influye en el contenido de lactosa presente en Parmigiano Reggiano.

En el origen del Parmigiano Reggiano, las vacas

A día de hoy (datos de 2018), existen 265.000 vacas de más de 24 meses de edad que producen casi dos millones de toneladas de leche (un 15,9% de la producción de leche de Italia) para la elaboración del Parmigiano Reggiano.

Estas vacas se alimentan fundamentalmente de forrajes locales (al menos un 50% tiene que haber sido producido en la misma granja en la que se produce la leche, y en un 75% debe proceder de la zona de influencia de queso) y también piensos vegetales a base de cereales como cebada, trigo y maíz  provenientes de empresas acreditadas por el Consorcio del Parmigiano Reggiano.

Esta cuidada alimentación es muy estricta, y excluye materias primas muy comunes en la alimentación de este tipo de ganado, como los forrajes ensilados, para evitar que se trasmitan aromas o sabores anómalos a la leche y que puedan llegar a influir en el producto final. Una leche que será clave para la elaboración de este delicioso queso naturalmente libre de lactosa.

Además, el Parmigiano Reggiano presenta otras excepcionales cualidades intrínsecas: digestibilidad, elevado contenido de calcio presente en forma biodisponible, ausencia de aditivos y conservantes, fuente de minerales, deleite y agrado organoléptico. Por estas características, el Parmigiano Reggiano es un alimento fundamental en la dieta de todos, desde los niños hasta los ancianos, pasando por los deportistas que encuentran en el Parmigiano Reggiano un aporte de energía totalmente natural.

Si te ha gustado este artículo recuerda que, más abajo, puedes disfrutar de otros que seguramente encuentres igual de interesantes… o eso espero, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño. Así que si quieres apoyar a devinosconalicia.com, déjanos tu comentario en el cajetín del final de página y comparte este artículo 😉

Suscríbete a la newsletter

Este artículo es original e inédito sin intereses publicitarios, la publicación de marcas o imágenes corresponde a exclusivos criterios informativos. Escrito para devinosconalicia.com Revista on-line de gastronomía©.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 70 times, 1 visits today)

About Devinos con Alicia Revista enogastronómica

En esencia: somos y vivimos por y para la gastronomía. Somos un grupo de profesionales ligados a este sector desde diferentes áreas y con una cosa en común: ¡nos encanta comer, beber, disfrutar de la vida… y contártelo a ti! Como revista gastronómica online nacemos en 2014. Con el paso de los años hemos evolucionado en contenido y plataforma hasta llegar aquí y ahora. Si no quieres perderte ningún contenido, así como Ebooks, contenido no publicado y descuentos suscríbete a la newsletter. ¡Te esperamos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres conocer de primera mano las novedades más importantes del sector y conseguir deliciosas recetas?Suscríbete a nuestra newsletter y estarás al día de todas las novedades.