Jonatan García Lima: «Cada añada intento dar una vuelta de tuerca a mis vinos»

Descubre el Rostro detrás del vino canario: Jonatan García Lima, maestro vinícola de Suertes del Marqués

En esta entrevista fascinante, exploramos el universo vinícola de las Islas Canarias de la mano del destacado enólogo Jonatan García Lima, responsable de los excepcionales vinos de Suertes del Marqués. Jonatan comparte su profundo entendimiento del terroir del Valle de la Orotava y cómo lo emplea para elaborar vinos únicos y reconocidos a escala mundial.

Desde el ancestral Cordón Trenzado, que define la viticultura local, hasta el meticuloso uso de levaduras indígenas para preservar la autenticidad del vino, cada aspecto de la filosofía de Jonatan está impregnado de pasión y dedicación.

Te invitamos a unirte al debate: ¿Cómo crees que se pueden adaptar los métodos de viticultura y vinificación para aprovechar al máximo las características únicas del terroir? Tus opiniones y experiencias son fundamentales para enriquecer nuestra comprensión del fascinante mundo del vino canario. ¡Esperamos tus comentarios al final de la publicación!

En un entorno vinícola tan singular como el de las Islas Canarias, ¿cómo adaptas tus métodos de viticultura y vinificación para aprovechar las características únicas del terroir de Valle de la Orotava y lograr vinos distintivos? Háblanos de esos sistemas de conducción únicos en el mundo.

La viticultura que realizamos es propia del lugar desde hace más de 4 siglos, lo cual implica respetar el sistema tradicional denominado Cordón Trenzado. Este sistema es único y se encuentra exclusivamente en el Valle de La Orotava. Desde que salimos del Valle, tanto en dirección este como oeste, donde comienzan otras D.O., este sistema ya no se encuentra.

No se conoce el origen exacto del mismo, ya que no hay nada escrito, pero todo indica que proviene del cultivo de la Malvasía de Candia (Aromática), que necesita un sistema de poda larga dado que no produce en las primeras yemas. Bajo mi punto de vista, fue un desarrollo o descubrimiento de algún viticultor de la zona, y se extendió por el valle al ser además un sistema que permite el bicultivo, algo que en zonas de limitación de terreno como las islas es muy beneficioso. Por lo tanto, trato de emplear dicho sistema como prioritario en mis viñedos, aunque es cierto que también adopto otros como el cordón royat simple para variedades que requieren sistemas de mayor aireación, como es el caso de la Baboso Negro, muy sensible a la botrytis.

En cuanto a la vinificación, el uso de levaduras indígenas es fundamental, ya que para mí es parte del terroir de la zona. Aquí hablamos de que muchas veces los aromas reductivos de los suelos ácidos volcánicos pueden estar presentes, y el uso de una levadura comercial y otros productos enológicos harían desaparecer dicha característica, lo cual no entra en mi concepción de vino, ya que perdería parte de la personalidad del suelo.

En una industria a menudo dominada por grandes nombres y estilos convencionales, ¿cómo te enfrentas a la presión de seguir las tendencias versus mantener la autenticidad y singularidad de tus vinos? Especialmente en un territorio en el que es muy complicado conseguir más Ha. de viñedo.

Creo que hoy en día se valoran mucho más los vinos con personalidad, al menos en el nicho de mercado en el que estoy centrado, que es la media/alta gastronomía y la tienda especializada. Si se comunica correctamente dónde estamos, la personalidad de nuestros suelos y variedades, así como la complejidad de la viticultura, el cliente está dispuesto a pagar algo más por nuestros vinos que por vinos más industriales o convencionales.

Algunos críticos sugieren que los vinos de las Islas Canarias todavía no reciben el reconocimiento que merecen a nivel internacional. ¿Crees que hay un sesgo en la percepción de los vinos de regiones menos conocidas y cómo abordas esta percepción en tu trabajo?

Yo creo que ya se está reconociendo mucho exteriormente los vinos de Canarias; eso sí, en el segmento al que nosotros vamos dirigidos. A veces, incluso diría que existe un boom de los vinos canarios, donde ya casi cualquier vino se exporta a mercados internacionales y quizás haya una limpieza de ciertos proyectos/bodegas que se han subido a la ola.

En tu experiencia, ¿has encontrado resistencia por parte de los consumidores o distribuidores hacia los vinos de las Islas Canarias debido a su falta de familiaridad con las variedades de uva autóctonas u otros signos de distinción?

En los comienzos, bastante. Fue muy complicado poder explicar nuestras diferencias en cuanto a suelos, variedades, costos, etc. Afortunadamente, ese camino que empezamos a abrir hace 15 años en mercados donde nunca había entrado una botella de vino canario ha permitido que, a día de hoy, haya más de 30 bodegas exportando fuera de las islas.

En un mundo cada vez más homogeneizado por las tendencias globales, ¿crees que existe un riesgo de que las características únicas y la identidad de los vinos de las Islas Canarias se diluyan en un intento de adaptarse a los gustos internacionales?

Yo creo que, al contrario, los vinos de Canarias que realmente han triunfado en el exterior han sido aquellos que han mantenido la identidad/personalidad de la zona. Siempre he comentado que un Syrah canario será muy difícil que sea exportado, ya que si un distribuidor quiere un vino de esa variedad con calidad, irá al Ródano donde nos llevan siglos de ventaja con la variedad adaptada al clima y suelo. Por otro lado, el que quiera un Syrah económico lo puede comprar en La Mancha por un 90% más barato que lo que saldría de aquí. La única manera de ser competitivos es haciendo vinos de calidad con las variedades que existen desde hace muchos siglos en Canarias, y muchas de ellas son únicas, originadas por cruces y mutaciones al nunca existir la filoxera en las islas.

Como enólogo de Suertes del Marqués, ¿puedes compartir con nosotros una experiencia particularmente memorable o emocionante relacionada con la creación de alguno de tus vinos? ¿Qué lo hace tan especial para ti?

Cada añada intento dar una vuelta de tuerca a mis vinos, tratando de ajustar y perfilar los mismos. Ver cómo algunos de los últimos vinos concebidos recientemente, como Vidonia VP, se consideran por muchos críticos como uno de los mejores blancos españoles o recibir alguna llamada de algún productor al que admiro felicitándome por el resultado de mi último tinto Edición 1, es algo que me llena de satisfacción y me empuja a seguir trabajando.

¿Qué opinas sobre la tendencia de algunos productores de vinos en España y en el mundo de utilizar variedades de uva no autóctonas en lugar de enfocarse en las variedades tradicionales de la región?

Habría que estudiar el por qué las utilizan. Quizás hay zonas donde la percepción de los vinos en general es baja y se venden a precios bajos, donde las variedades a utilizar deben ser productivas o también de variedades reconocidas internacionalmente, tipo Cabernet o Merlot. Tenemos que pensar que el segmento en el que se mueve Suertes del Marqués y muchas de las bodegas españolas que se ven en la alta restauración, sitios especializados y en publicaciones de vinos, debemos ser menos del 5% del mercado del vino. Hay un mercado masivo de precios bajos donde el cliente compra en el lineal del supermercado y solo lee la palabra de la uva, sin importarle el origen. Pero por otro lado, creo que si quieres situar tu vino en el segmento alto, el uso de variedades autóctonas es fundamental.

¿Crees que el turismo enológico puede ser una herramienta efectiva para promover y dar a conocer los vinos de las Islas Canarias en el mercado internacional, o existe el riesgo de que genere una percepción superficial y turística de la región vinícola? Más aún teniendo en cuenta la relación de Canarias con el turismo.

Te respondo a esta pregunta siendo una bodega que no está abierta al público. Creo que es interesante si se realiza bien. He observado muchas veces en zonas de Canarias con mucho turismo, como es el caso de La Geria, donde paran autobuses llenos entrando por una puerta estilo ganado, tomando un vino en un vaso de plástico ínfimo y saliendo por la otra a los 10 minutos, ya que viene el siguiente grupo. Ese no es el camino de promocionar los vinos de Canarias, sino una forma de ingresar dinero fácil y rápido. O bodegas que hacen visitas teniendo el entorno muy descuidado y enseñando 3 depósitos de Inox. y un par de barricas. Las cosas hay que hacerlas bien, ya que si no es mejor no atender y, al menos así, la percepción no será negativa.

¿Cuál es tu percepción sobre los obstáculos logísticos y burocráticos que enfrentan los productores de vino de las Islas Canarias para comercializar sus productos en el mercado nacional e internacional? ¿Qué medidas crees que podrían implementarse para superar estos desafíos y promover una mayor visibilidad y accesibilidad para los vinos canarios?

El mayor problema es el paso por aduana. Esto genera un desembolso, por ejemplo, en el mercado nacional del 21% del IVA por adelantado a la llegada en la aduana, lo que hace que algunos distribuidores duden de realizar la importación. Creo que debería haber un sistema menos burocrático y que funcione de manera similar al de las demás bodegas de la península.

¿Cuál es tu opinión sobre la influencia de las puntuaciones de los críticos en la percepción y la comercialización de los vinos? ¿Crees que estas puntuaciones reflejan realmente la calidad y el carácter de un vino, o son simplemente una herramienta de marketing?

Los puntos ayudan, sobre todo en los inicios, en bodegas que están empezando a darse a conocer o a las cuales nunca se les ha prestado atención. Pero también hay que empezar a saber distinguir sobre lo que está pasando actualmente. Por ejemplo, hay cierta publicación internacional que, bajo mi punto de vista, está otorgando altísimas puntuaciones a vinos de dudosa calidad, y esto hace que esté empezando a no tenerse tan en cuenta en círculos profesionales dichos puntos. Hay ciertas bodegas con más puntos que viña, lo que hace que en mi caso haya dejado de creer en su criterio.

Y, hasta aquí hemos llegado. La entrevista con Jonatan García Lima de Suertes del Marqués ha proporcionado una visión fascinante del mundo del vino y en concreto, del vino de las Islas Canarias, destacando la importancia de preservar la autenticidad y singularidad de las variedades y esencia local. Desde la viticultura tradicional hasta la vinificación adaptada a cada añada, cada aspecto refleja un profundo respeto por el terroir único de la región.

Invitamos a todos los entusiastas del vino a unirse a nuestra comunidad en redes sociales para seguir explorando y disfrutando de este apasionante universo vinícola, y a suscribirse a nuestra newsletter para estar al tanto de las últimas novedades y eventos. ¡Únete a nosotros y sigue descubriendo los secretos del vino canario!

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 406 times, 1 visits today)

About Alicia Gómez

Periodista gastronómica made in Soria. Gastrónoma y wine-sake lover vocacional, entusiasta del marketing y comunicadora nata analógica, digital y personalmente, más aún si tiene que ver con la gastronomía o la vinicultura. En tiempos difíciles, ¡persigo sueños! Además de fundadora de este portal de noticias gastronómicas, soy creadora de la consultoría de gastromarketing, comunicación y eventos aliciagastromkt.com y de la academia en lengua española de marketing y comunicación gastronómica academia.aliciagastromkt.com. Especialmente sensibilizada con los aromas, sabores, texturas… y con hacerlos llegar a la totalidad de la población, porque creo que la gastronomía es otra vía más para conversar. Por ello, mi proyección de presente y futuro es la de unir estas grandes disciplinas ya sea en literatura, impartiendo un taller o cata o mediante estrategias para restaurantes y productores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.