Matarromera se deja notar… o eso dicen las malas lenguas

Tiempo de lectura: 7 minutos

Hoy continuamos lo que empezamos en abril (tras la celebración del Salón Gourmet), volviendo de nuevo entre los muros de Matarromera. En el pasado post conocíamos Emina Zero “el vino sin alcohol”, sin embargo, es tal la amplitud en la gama de producto de esta leyenda dentro del mundo del vino que me he visto obligada a hablaros de tres exquisiteces que caté en Emina Day Madrid 2014.

Emina Day Madrid 2014 en Hotel Vincci Soho. Fuente: Devinos con Alicia

Emina Day Madrid 2014 en Hotel Vincci Soho. Fuente: Devinos con Alicia

Háblame de su Origen

Como ya es costumbre en Devinos con Alicia primero contextualizamos en la situación, origen y filosofía de la bodega, pero hablamos de Matarromera y es archiconocida. No obstante, repasaremos su historia brevemente: Todos hemos oído hablar de los vinos de Ribera del Duero elaborados en esta bodega, sin embargo, como en todos los ámbitos actuales el mundo del vino también se expande.

Desde su creación ha dado un gran salto en sus dimensiones y elaboración del vino: primero con el paso de la denominación de origen Ribera del Duero, a Rueda y Toro (podríamos decir que el Río Duero es el alma de Matarromera); y después, con el nacimiento de las bodegas Emina, Cyan, Valdelosfrailes y Rento en los años ’90. Además, es el primer grupo que elabora destilados, su propio aceite y tiene su propia línea cosmética elaborada a partir del vino dentro de la denominación antes mencionada.

Paisaje de Cyan. Fuente Grupo Matarromera

Paisaje de Cyan. Fuente Grupo Matarromera

Pero hoy no hablaremos de Matarromera en sí, sino de Emina y Cyan. Dos bodegas que están en Ribera del Duero, Rueda y Toro respectivamente, y en ellas nos centraremos. Comencemos por la Bodega EminaRibera del Duero. Esta bodega la conocimos con la presentación en Devinos con Alicia de Emina Zero, el vino desalcoholizado (que podéis encontrar en el link a pie de este artículo). En este post nos centraremos en otros aspectos. Se encuentra unida al centro de interpretación vinícola de Matarromera, que se ha convertido en uno de los principales puntos de encuentro enoturístico dentro de la esta denominación de origen desde su nacimiento en 2005. Está ubicada en el llamado “triángulo de oro” de la Ribera del Duero formado por Valbuena, Pesquera y Peñafiel.

Viñedo de Villalba de Adaja. Fuente: Grupo Matarromera

Viñedo de Villalba de Adaja. Fuente: Grupo Matarromera

La segunda bodega que visitaremos hoy será Bodega Emina Rueda (Rueda – Valladolid), inaugurada en 2007 y ubicada en Medina del Campo. Quizás lo más representativo de este área es que cuenta con un jardín de variedades blancas con el objetivo de recuperar algunas de las variedades autóctonas e investigar otras variedades foráneas. Además la bodega en Rueda de Grupo Matarromera cuenta con viñedos por toda el la superficie de la Denominación de Origen como en Medina del Campo, Pozaldez, Rueda, etc. con el objetivo de autoabastecerse. Otra de las cosas que merece la pena resaltar es que aquí también se encuentra el Jardín del Olivo, donde el enoturista puede completar su experiencia gourmet con 40 plantas de olivo entre las que se encuentran tanto variedades autóctonas como internacionales.

Viñedos de Calera Norte. Fuente: Grupo Matarromera

Viñedos de Calera Norte. Fuente: Grupo Matarromera

Por último llegamos a DO. Toro (Toro – Zamora) para conocer Cyan. Ésta ha sido la última incorporación a la saga de Matarromera. Una de las cosas más espectaculares de esta bodega es que desde su situación se ofrece una panorámica de todos sus viñedos. También es muy representativo que parte de su infraestructura se encuentre semienterrada, destinada al parque de barricas y que ofrecerá a éstas una temperatura estable sin la potencial necesidad de climatizadores. Para conocer mejor esta reciente parte de este emblámatico grupo bodeguero es que la selección de uva se realiza a mano, que unida a la variedad de uva Tinta de Toro y la tradicional elaboración, hace que sus vinos tenga un grandísimo potencial de guarda.

De las bodegas ya hemos hablado , pero ¿y los vinos?

Es curioso, pero hoy comenzaremos con el vino que me enamoró y, con el que repetí para ponerle broche a Emina Day Madrid 2014, como presentación de las nuevas añadas. Se trata de Emina Verdejo, Selección de Carlos Moro. Francamente, lo describiría como un vino blanco con alma de tinto… veamos por qué.

Emina Verdejo, Selección de Carlos Moro 2009. Fuente: Devinos con Alicia

Emina Verdejo, Selección de Carlos Moro 2009. Fuente: Devinos con Alicia

Este vino forma parte de una edición limitada de 12.000 botellas, y está elaborado con las mejores uvas verdejo de las que dispone BodegasEmina en el viñedo de Villalba de Adaja. Como particularidad que lo define: su fermentación en barrica.  Tras la exhaustiva vendimia y selección de las uvas el mosto es fermentado de forma alcohólica en acero inoxidable de 10 a 14 días, para después ser trasvasado a barricas de roble francés donde terminará la fermentación maloláctica y se llevará a cabo su crianza de 6 meses. El “toque final” la darán los 6 meses de crianza en botella, donde el vino se terminará de pulir y redondear.

En cata, ¡me pareció espectacular!, puede que a algunos consumidores no les agrade el intenso matiz extraído de la barrica, pero a mí ¡me enamoró! En la fase visual nos encontramos con un vino amarillo pálido con brillantes reflejos dorados causados por la barrica, y en parte, por una desafortunada luz amarilla en la sala de degustación. En nariz, hay un predominio de los aromas varietales del Verdejo (fruta de la pasión y mango), mezclados con un intenso de vainilla, brioche y lácteos procedentes de su crianza en barrica y con un leve fondo de lías. En boca es un vino untuoso y suave, de entrada fácil y estructura horizontal, con una ligera acidez integrada y un elegante y suave posgusto amargo. En los aromas retronasales encontraremos fruta blanca de hueso y tropical en compota, bollería, frutos secos con ligeras notas ahumadas. Totalmente aconsejado para aquellas personas que disfruten con vinos blancos de mucho cuerpo, o a medio camino entre un blanco y un tinto ¡probadlo! no os decepcionará. Es más, cuando lo caté me vino a la cabeza acompañarlo con una ensalada de pasta con salmón ahumado y queso fresco de cabra.

Cyan Prestigio 2009. Fuente: Devinos con Alicia

Cyan Prestigio 2009. Fuente: Devinos con Alicia

Seguimos la jornada de Emina Day Madrid 2014 conociendo otro de los vinos que más me gustaron (había un gran número). A partir de ahora nos centraremos en Cyan, es decir, en Denominación de Origen Toro. Para algunos lectores de este blog supongo que desconocida hasta ahora.Este vino es elaborado por la variedad de uva tradicional en la zona: Tinta de Toro.

Ha pasado a la historia por ser una uva de la cual se extraían vinos muy recios, con mucha carga pigmentaria y extremadamente astringentes. Por suerte para muchos (entre los que me incluyo), este concepto está cambiando hacía unos vinos de Toro potentes, carnosos, con carga tánica pero mucho más livianos que antaño.

Cyan Prestigio se elabora con uvas procedentes de viñedos de entre 60 y 90 años de antigüedad- Tiene la elaboración típica en los tintos, tan solo añadir una puntualización: es envejecido durante 18 meses en barricas de roble francés nueva, y otros 20 meses en botella.

¿Qué nos encontramos en una copa de este vino? Un Toro de vanguardia, simplemente. Tiene un color rojo cereza con reflejos rubís brillantes y limpios, además de una importante carga pigmentaria (repito de nuevo que el color es subjetivo dado que la luz era amarilla).

En cuanto a la nariz, es lo que se espera de un vino como éste: frutos rojos y negros como grosella, arándanos y cassis, con ligeras notas balsámicas, de bajomonte y madera. Eso sí, ¡de gran potencia aromática!

Por último, nos encontramos con un vino carnoso, con taninos redondeados y con paso ágil en boca. Se perciben de nuevo tanto la expresión de la fruta como de la crianza que se transformará en notas balsámicas de tomillo tras tragar. La acidez integrada hace que sea un vino fresco y muy agradable.

Cyan Pago de la Calera 2001. Fuente: Devinos con Alicia

Cyan Pago de la Calera 2001. Fuente: Devinos con Alicia

Como es costumbre terminamos el post con el que se podría considerar la “joya de la corona”. Como nota aclaratoria diré que, a pesar de su nombre, Cyan Pago de la Calera, no es un vino con Denominación de Origen Pago.

Este vino se encuentra amparado bajo la misma Denominación que el anterior, es decir, Toro.

¡Es impresionante! Se encuentra dentro de los vinos de los que (haciendo la gracia) hay que saludarlos al descorchar la botella, porque es un Señor. Está elaborado también con Tinta de Toro, con unas uvas procedentes de un viñedo cultivado sobre un terruño pobre, arcilloso y calcáreo plantado en 1928. Aunque sigue la vinificación tradicional de los tintos, permanece 18 meses en barrica nueva de roble francés y 48 meses en botella hasta alcanzar su máximo potencial y plenitud.

Lo que nos encontramos en él se puede calificar como espectáculo. Tengo que decir que caté la añada que se aprecia en la fotografía de la izquierda (2001), por lo que se veía que el color ha comenzado a perder su potencia e intensidad cromática. Si nos fijamos en la imagen, se puede ver en el ribete del decantador notas oxidativas y un color levemente teja.

Mientras que en la fase visual se aprecia estas “deficiencias” debidas a la edad del vino, en nariz solo se aprecia vigor y madurez acompañado de intensidad y complejidad aromática: fruta negra y roja confitada y sobremadura, con leves notas de almendruco (tostados), pimienta negra (especias), eucalipto y bajomonte (balsámicos).

Sencillamente impecable. Cuando lo pasamos a boca descubrimos un vino potente, carnoso y con taninos pulidos y redondeados. Con una entrada suave y sutil que deja percibir esas notas balsámicas y especiadas que descubríamos en nariz acompañadas de tabaco y cacao.

Con una persistencia larga que deja ¡muy buen sabor de boca!En fin, con esto me despido… espero que os haya gustado descubrir estos espectaculares vinos. Quiero agradecer a Teresa su especial atención durante el Emina Day Madrid 2014, que aun estado rodeada por decenas de personas supo hacerme un hueco para hablarme de estos increíbles vinos.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 810 times, 1 visits today)

About Alicia Gómez

Periodista gastronómica made in Soria. Gastrónoma y wine-sake lover vocacional, entusiasta del marketing y comunicadora nata analógica, digital y personalmente, más aún si tiene que ver con la gastronomía o la vinicultura. En tiempos difíciles, ¡persigo sueños! Además de fundadora de este portal de noticias gastronómicas, soy creadora de la consultoría de gastromarketing, comunicación y eventos aliciagastromkt.com y de la academia en lengua española de marketing y comunicación gastronómica academia.aliciagastromkt.com. Especialmente sensibilizada con los aromas, sabores, texturas… y con hacerlos llegar a la totalidad de la población, porque creo que la gastronomía es otra vía más para conversar. Por ello, mi proyección de presente y futuro es la de unir estas grandes disciplinas ya sea en literatura, impartiendo un taller o cata o mediante estrategias para restaurantes y productores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.