Los Quesos de Suiza se descubren como un punto clave de la Dieta Mediterránea

Tiempo de lectura: 5 minutos

Coincidiendo con el Día Mundial de la Dieta Mediterránea (13 de noviembre), dos restaurantes -Candeli en Madrid y Bodega La Peninsular en Barcelona- presentan un menú especial en la “Semana de los quesos de Suiza y la Dieta Mediterránea” que se podrá degustar del 14 al 20 de noviembre. El menú degustación incluirá cuatro variedades de quesos suizos: Le Gruyère AOP, Emmentaler AOP, Appenzeller® y Tête de Moine AOP.

El Queso de Suiza en Madrid

En Madrid, el restaurante Candeli (Ponzano, 47) propone:

  • Ensalada de tomate de Aranjuez con Tête de Moine AOP (13,50€)
  • Anchoas de Santoña, grosella y Appenzeller ® (19,50€)
  • Solomillo a la brasa con su parmentiere de Emmentaler AOP y boletus edulis (26,00€)
  • De postre: mousse de Le Gruyère AOP Reserva y Emmentaler AOP con toque de lima, sobre bizcocho de zanahoria (6,00€)

Este menú podrá degustarse del 14 al 20 de noviembre todos los días, en horario de comida y cena.

En la comida de prensa de Candeli se pudo degustar un vino muy especial: Pago de Balbás, añada 2020, del que solo quedaban las botellas que allí se sirvieron. Esta añada era la primera producción de un tinto 100% tempranillo que se caracteriza por su frescura, cremosidad, matices avainillados y notas florales. En boca, una explosión de frutas silvestres que recorren el paladar, haciendo gala de su carnosidad. Su recuerdo es agradable, a la par que persistente, delicado y extrovertido. 

La oferta gastronómica de Candeli gira en torno al fuego y la brasa. Es un restaurante de cocina de mercado que ofrece calidad y producto, trabajado al ritmo que marca cada temporada. Pescados, mariscos, carnes y verduras siempre frescas y trabajadas dejando a un lado las elaboraciones complicadas.

La Semana de los quesos de Suiza y la Dieta Mediterránea (del 14 al 20 de noviembre) en Madrid y Barcelona permitirá comprobar el excelente maridaje de los quesos suizos con los productos más destacados y representativos de la Dieta Mediterránea.

Carnes, pescados, verduras, vinos potencian su sabor y enriquecen su contenido gastronómico al mezclaros con estos cuatro tipos de quesos.

El Queso de Suiza en Barcelona

En Barcelona (C/ del Mar, 29) el menú preparado por La Peninsular a un precio de 48€ consiste en:

Snacks:

  • Alcachofa frita con Appenzeller® y cebolla caramelizada
  • Bomba de Le Gruyère AOP Reserva con tomate, salsa brava y alioli
  • Bikini Gourmet con Emmentaler AOP
  • Ensalada de rúcula y peras caramelizadas con Tête de Moine AOP

Platos:

  • Huevos Trufados con Appenzeller®
  • Tosta de Sardinas Ahumadas con flores de Tête de Moine AOP
  • Lubina al cava con verduritas y Le Gruyère AOP Reserva
  • Solomillo de cerdo, Le Gruyère AOP Reserva y encurtidos.

La Peninsular (C/ del Mar, 29) es una tasca clásica con tapas y bocados marineros, que pone el énfasis en el producto de proximidad. Forma parte del movimiento Slow y juegan con la intención de recuperar la cocina de la Barceloneta preolímpica, la auténtica, la de los guisos y el producto fresco. El pescado siempre está recién llegado de la lonja y el resto de productos, de procedencia muy cercana a la ciudad.

Todos los quesos utilizados para este especial maridaje mediterráneo están elaborados de forma artesanal, con leche fresca de vacas recién ordeñadas, que pastan libremente en el campo y solo se alimentan de hierba, flores y heno. Estos quesos están libres de conservantes, potenciadores del sabor, colorantes y organismos genéticamente modificados y son aptos para celíacos e intolerantes a la lactosa. Tienen un alto contenido en proteínas de elevado valor biológico, por lo que son muy digestivos, aportan una pequeña pero constante cantidad de fósforo, magnesio, potasio, zinc y omega 3, y son una fuente interesante de vitaminas (cantidades significativas de vitamina A, betacaroteno, B2, B12) y especialmente de vitamina D.

Cómo alimentarnos bien integrando los quesos de Suiza en la dieta

La Dieta Mediterránea recomienda el consumo diario de productos lácteos, principalmente yogurt y quesos. La recomendación es de tres porciones, en las que cada porción corresponde a 2 dl de leche o 150-200 gr de yogur/cuajada/requesón o 30 gr de queso semiduro/duro o 60 gr de queso blanco. Los exquisitos quesos suizos cubren una parte de las necesidades lácteas de esta dieta.

Para llevar a cabo y saber cómo planificar una alimentación siguiendo el patrón mediterráneo, y por qué no, dando “un toque suizo”, la Fundació Alícia da las siguientes recomendaciones:

  • El desayuno es una de las comidas fundamentales del día, y una de las principales recomendaciones es ¡no saltárselo! Puede repartirse entre la primera hora de la mañana y el mediodía, y la energía que nos aporta debe provenir de tres grupos de alimentos: lácteos, farináceos y fruta. La variedad de quesos de Suiza hace que encajen en todo tipo de desayunos.
  • Como tentempié a media mañana o tarde. El queso de Suiza es fácil de transportar a la oficina o al gimnasio.
  • Comidas y cenas. Se recomienda el consumo de tres grupos de alimentos principales (verduras, farináceos y alimentos fuente de proteína). La idea general es poder dividir el plato en tres partes iguales y en cada una poner un grupo de los siguientes alimentos: verduras de temporada, farináceos (preferiblemente integrales) como arroz, pasta, patata, trigo y alimentos proteicos como el queso, pescado, legumbres, huevo, carnes magras…

Los quesos de Suiza, famosos en todo el mundo

Los Quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en Suiza, país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.

Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

La rigurosa normativa, sometida a un estricto control por parte de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, garantiza la elaboración tradicional del producto desde el origen de la cadena hasta el final, momento en el que un tasador certifica que el queso tiene la suficiente calidad para llevar el sello de su región quesera. De esta manera, la denominación de origen suiza es garantía de un producto absolutamente natural.

Suscribirte a nuestra newsletter semanal gratuita

Este artículo se ha publicado sin intereses publicitarios, la aparición de marcas o imágenes corresponde a exclusivos criterios informativos. Escrito para www.devinosconalicia.com Revista on-line de gastronomía©

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 164 times, 1 visits today)

About Devinos con Alicia Revista enogastronómica

En esencia: somos y vivimos por y para la gastronomía. Somos un grupo de profesionales ligados a este sector desde diferentes áreas y con una cosa en común: ¡nos encanta comer, beber, disfrutar de la vida… y contártelo a ti! Como revista gastronómica online nacemos en 2014. Con el paso de los años hemos evolucionado en contenido y plataforma hasta llegar aquí y ahora. Si no quieres perderte ningún contenido, así como Ebooks, contenido no publicado y descuentos suscríbete a la newsletter. ¡Te esperamos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres conocer de primera mano las novedades más importantes del sector y conseguir deliciosas recetas?Suscríbete a nuestra newsletter y estarás al día de todas las novedades.