La magia de DO Monterrei

En los viñedos de la DO Monterrei, donde las vides se alzan hacia el cielo, la uva Godello se erige como un vínculo entre el pasado y el presente, entre lo terrenal y lo divino. Aquí, la tierra susurra antiguas historias, donde se dice que las mouras, han tejido su encanto en cada racimo maduro. En este paisaje encantado, la Godello encuentra su hogar, su santuario sagrado donde las almas de los ancestros se entrelazan con las raíces de la tierra.

Y entre los rayos dorados del sol y las sombras alargadas de la noche, la figura de las mouras se desliza entre las vides, protegiendo los secretos del terroir con celo y devoción. Se dice que estas criaturas mágicas, mitad mujer y mitad espíritu anteriores a las brujas, danzan bajo la luz de la luna y cuidan de los viñedos con una ternura maternal.

En este escenario de magia y misterio, la Godello emerge como una joya preciosa, una expresión tangible del alma de la DO Monterrei. Sus vinos, cargados de historia y pasión, son más que simples fermentados; son el reflejo de un lugar donde la realidad se funde con la fantasía, donde los sueños se convierten en realidad y donde el vino es el elixir que alimenta el espíritu y despierta los sentidos. En cada sorbo, uno puede saborear la esencia misma de las puertas de Galicia desde Castilla: su encanto, su misterio y su eterna magia.

La tierra que inspira

Los viñedos de DO Monterrei, donde las vides se arraigan en la historia misma de la tierra, son una sinfonía de pasado y presente. Sus raíces se hunden profundamente en el suelo, entrelazándose con los vestigios de los lagares rupestres, reliquias silenciosas que cuentan los relatos de generaciones pasadas. Estas estructuras talladas en piedra por manos que ya reposan en la memoria del tiempo, son guardianes de una tradición vinícola ancestral, donde cada roca, cada surco, narra una historia de laboriosidad y devoción. Al contemplar estos monumentos, uno no puede evitar sentirse transportado a través de los siglos, conectando con la esencia misma de quienes labraron la tierra con sus manos y forjaron con esfuerzo el legado vitivinícola de Monterrei.

En esta región de encanto y misterio, la presencia de los lagares rupestres evoca una sensación de reverencia y admiración por aquellos que vinieron antes que nosotros, quienes con sabiduría y tenacidad establecieron las bases de la viticultura actual. Cada trazo en la piedra, cada marca dejada por el paso del tiempo, nos recuerda la profunda relación entre el hombre y la tierra, una simbiosis eterna que ha dado fruto a algunos de los vinos de Galicia.

Así, entre los viñedos que se extienden bajo el sol y la sombra de la montaña, una no puede evitar sentirse inspirada por la magia eterna que emana de estas antiguas estructuras. Son testigos mudos de la pasión y el compromiso que han definido la viticultura de Monterrei a lo largo de los siglos, y son un recordatorio de que, en este rincón de Galicia, la historia y el vino están entrelazados en una danza eterna de tradición y encanto.

Gracias a la investigación y sabiduría de expertos como Alejandro Paadín y Luis Paadín, hemos podido desentrañar los secretos que encierran estas antiguas reliquias. Sus estudios han arrojado luz sobre la forma en que nuestros ancestros elaboraban el vino, utilizando métodos tradicionales que han perdurado a lo largo de los siglos.

La Godello: tesoro de Monterrei

En el corazón de Monterrei, la uva Godello se eleva como una verdadera joya en el firmamento vinícola del territorio. Su piel dorada brilla bajo el cálido sol que acaricia los viñedos, mientras su pulpa jugosa se impregna de la esencia misma de la tierra. Los aromas frescos que emanan de esta uva única, junto con su paladar vibrante, son un tributo a la riqueza y diversidad del terroir de la puerta de Galicia al mundo.

La Godello, con su carácter distinguido y su elegancia atemporal, encarna la esencia misma de esta tierra. Cada botella de vino blanco que lleva su nombre es un testimonio de la pasión y el compromiso de los viticultores de la región. Desde las bodegas familiares hasta las más conocidas casas vinícolas, esta variedad es celebrada y reverenciada como una embajadora de la autenticidad local.

Pero más allá su resplandor dorado, se encuentran otras uvas autóctonas que añaden una rica diversidad al paisaje vinícola de la región. La Treixadura, con su frescura y elegancia, aporta notas cítricas y florales a los vinos blancos, mientras que la Mencía, noble y vibrante, protagoniza los tintos con su carácter frutal y especiado. La Sousón, con su perfil tánico y estructurado, añade profundidad y complejidad a las mezclas, mientras que la Merenzao aporta suavidad y redondez al paladar.

Todas ellas, cultivadas con esmero por generaciones de viticultores, reflejan la rica diversidad del terroir de Monterrei y son testigos vivientes de la pasión y el compromiso de quienes han labrado estas tierras con amor y dedicación durante muchos inviernos.

El arte de la vinificación y la tradición familiar

En las bodegas de Monterrei, el arte de la vinificación se convierte en una ceremonia sagrada, donde la uva Godello despliega todo su potencial. Aquí, en lugares como Bodegas Manuel Vázquez Losada y Terras do Cigarrón, las manos de los vinicultores danzan en armonía con la naturaleza, respetando cada ciclo del proceso con maestría aunque con perfiles diferentes.

Inspirados por la rica tradición vinícola de la región, estas familias han mantenido viva la llama del arte de hacer vino, combinando técnicas ancestrales con innovación moderna para crear vinos que son verdaderas joyas enológicas. Cada botella es el resultado de un legado familiar, de generaciones que han dedicado sus vidas a cultivar las uvas de Monterrei con amor y cuidado.

En estas bodegas, como también en Gargalo del conocido diseñador de moda Roberto Verino, la pasión por el vino se palpa en el aire, impregnando cada rincón con el aroma embriagador de la fermentación. Aquí, los conocimientos se entrelazan con la creatividad y la visión de los enólogos, dando lugar a vinos que encapsulan la esencia misma de Monterrei. Desde los viñedos hasta la mesa, cada fase del proceso de vinificación es llevada a cabo con meticulosidad y respeto por la tierra, dando como resultado vinos que reflejan la identidad única de esta región vinícola.

El arte de la vinificación y la tradición familiar se unen en estas bodegas, donde cada botella cuenta una historia de amor por la tierra y el vino. Es en estos lugares donde el pasado se encuentra con el presente, y donde el futuro del vino de Monterrei se escribe con cada vendimia.

Un viaje de sensaciones y hospitalidad

Degustar un vino de Monterrei es más que una simple experiencia sensorial; es un viaje mágico que invita a explorar los rincones más íntimos del alma. Desde el primer sorbo hasta el último suspiro de sabor en el paladar, cada momento es una oportunidad para sumergirse en la riqueza y la diversidad de esta región vinícola única.

La hospitalidad de las gentes de la Comarca de Monterrei es una guía amable que acompaña a los visitantes en este viaje de descubrimiento. Quiero destacar algo, con un profundo conocimiento y una pasión contagiosa por la tierra y sus vinos, el Consejo Regulador abre las puertas a los rincones más bellos y secretos de Monterrei, revelando los tesoros ocultos que sólo los lugareños conocen. Ya sea explorando los viñedos que se extienden hasta donde alcanza la vista o degustando los vinos en las bodegas familiares, uno se siente acogido por la calidez de la tierra y la hospitalidad eterna de quienes la cuidan.

Jonatas Gago, Presidente de la DO Monterrei

Cada sorbo de vino de Monterrei es una oportunidad para conectar con la esencia misma de la región, para sentir la tierra bajo los pies y escuchar las historias susurradas por las vides. Es un momento de comunión con la naturaleza y una celebración de la vida en todas sus formas. Y así, entre risas y conversaciones animadas, uno se sumerge en la magia de Monterrei, dejándose llevar por la belleza y el encanto que impregnan cada rincón de esta tierra bendecida por los dioses del vino.

Verín y el Couto Mixto: entre la tradición y la innovación

En el corazón de la comarca de Monterrei, Verín emerge como una joya cultural, donde el pasado y el presente se entrelazan en una sinfonía de vida y tradición. Sus calles empedradas y sus plazas centenarias son testigos de la historia que ha moldeado este encantador pueblo fronterizo. Aquí, la hospitalidad gallega se funde con la creatividad y la innovación, creando un ambiente único y acogedor para todos los que lo visitan.

Desde el imponente Castillo de Monterrei, que se alza majestuoso sobre el paisaje, hasta las bodegas familiares que elaboran algunos de los vinos más exquisitos de la región, Verín es un destino que deleita los sentidos y alimenta el alma. Los aromas tentadores de la gastronomía local, con platos tradicionales como el pulpo á feira y la empanada gallega, invitan a los viajeros a disfrutar de una experiencia culinaria inolvidable.

Pero más allá de sus monumentos históricos y sus delicias gastronómicas, Verín es un lugar donde la comunidad florece, donde las tradiciones se mantienen vivas y donde cada rincón cuenta una historia. Ya sea paseando por sus parques y jardines o explorando sus pintorescos pueblos cercanos, como el encantador Vilarello da Igrexa, cada momento en Verín es una oportunidad para sumergirse en la rica herencia cultural de Galicia.

La frontera entre España y Portugal en la región de Monterrei es testigo de una historia fascinante. Entre los vestigios históricos destaca Couto Mixto, un antiguo enclave con estatus de micronación. Hoy, en esta tierra de frontera, el restaurante de Couto Mixto, dirigido por Xico, personifica la fusión de culturas. Sus platos tradicionales y su ambiente acogedor reflejan la rica herencia gastronómica de la región. Es un lugar donde se entrelazan las tradiciones culinarias de ambos países, celebrando la diversidad y la singularidad de esta tierra fronteriza.

En este lugar donde la tradición y la innovación se entrelazan en armonía, estos dos baluartes brillan como una estrella en el firmamento de Monterrei, recordándonos que el verdadero tesoro de esta tierra está en su gente y en su capacidad para mantener viva la magia de la vida cotidiana.

El Legado de Monterrei y un brindis por el futuro

Monterrei es un testimonio vivo de amor y respeto por la tierra, trascendiendo su mera denominación de origen para convertirse en un símbolo de herencia cultural. La uva Godello personifica esta conexión eterna, con su elegancia atemporal reflejada en cada botella que lleva su nombre. Es un tributo a la perseverancia y la pasión de quienes han labrado los viñedos de esta tierra. Al alzar nuestras copas en un brindis por el futuro de Monterrei, celebramos no sólo su legado, sino también el espíritu de camaradería y alegría que emana de cada sorbo de sus vinos.

Quiero expresar mi más sincero agradecimiento a Paadín Eventos por ser una guía excepcional en nuestra exploración por el territorio de Monterrei. Su pasión y conocimiento han enriquecido nuestra experiencia de manera inigualable. También deseo extender mi gratitud a todas las bodegas y proyectos que nos han abierto sus puertas con orgullo, compartiendo con nosotros su labor y su amor el entorno. Vuestra generosidad ha sido invaluable y ha contribuido a hacer de este viaje una experiencia inolvidable.

No puedo dejar de reconocer el arduo trabajo y la dedicación del Consejo Regulador de Monterrei en la comunicación y promoción de este territorio único. Su compromiso con la calidad y la excelencia es evidente en cada aspecto de su labor.

Como lector, te invito a sumergirse en la fascinante experiencia de visitar la Denominación de Origen Monterrei, donde cada rincón cuenta una historia y cada copa de vino es un viaje sensorial único. Compartan este artículo, síguenos en redes sociales y suscríbete a nuestra newsletter para descubrir más sobre el apasionante mundo del vino.

¡Salud y nos vemos en la puerta de Galicia!

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 564 times, 1 visits today)

About Alicia Gómez

Periodista gastronómica made in Soria. Gastrónoma y wine-sake lover vocacional, entusiasta del marketing y comunicadora nata analógica, digital y personalmente, más aún si tiene que ver con la gastronomía o la vinicultura. En tiempos difíciles, ¡persigo sueños! Además de fundadora de este portal de noticias gastronómicas, soy creadora de la consultoría de gastromarketing, comunicación y eventos aliciagastromkt.com y de la academia en lengua española de marketing y comunicación gastronómica academia.aliciagastromkt.com. Especialmente sensibilizada con los aromas, sabores, texturas… y con hacerlos llegar a la totalidad de la población, porque creo que la gastronomía es otra vía más para conversar. Por ello, mi proyección de presente y futuro es la de unir estas grandes disciplinas ya sea en literatura, impartiendo un taller o cata o mediante estrategias para restaurantes y productores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.