Sant Pau, el restaurante de  Carme Ruscalleda y Toni Balam, ofrecerá su última cena el 27 de octubre de 2018. No nos jubilamos!, han declarado sus propietarios, vamos a reinventar nuestros compromisos profesionales y a darle más recorrido, contenido y futuro a nuestro departamento ‘cocina-estudio’.

El restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar nació en julio de 1988 como evolución del delicatesen en el que habíamos convertido nuestra tienda familiar. Sant Pau es el resultado de la suma de la fuerza de dos emprendedores, de la complicidad familiar, del magnetismo inspirador de la cultura culinaria local y del Maresme, y del staff profesional que nos acompaña. Todos ellos son un abrazo de naturaleza, de inspiración y de fuerza que han convertido nuestra vida en un compromiso culinario y en una laboriosa entrega de trabajo exigente y de estudio, premiada con una agradable sensación de libertad y felicidad. Les aseguramos con conocimiento de causa que esta es una de las profesiones más complejas del mundo pero, a la par, es la que te brinda más libertad de acción y, con ello, un respirar feliz. Porque es la vida que has elegido.

Toni Balam Carme Ruscalleda. Copyright: Restaurante Sant Pau
Toni Balam y Carme Ruscalleda. Copyright: Restaurante Sant Pau

Nuestros hijos crecieron en un ambiente, como crecimos nosotros, de trabajo compartido en familia y de poco tiempo libre y lúdico. Les hemos educado con los valores que nos transmitieron nuestros mayores: amor a la familia, al entorno, a la sociedad, amor y respeto al trabajo con organización y libertad de acción, y placer por la gastronomía y la nutrición. Una forma de vida compartida con ellos y actualmente también con nuestras nietas.

Tras decidir cruzar la calle en 1988, desde la tienda al Sant Pau, hemos recorrido un camino excitante y estimulante, un viaje profesional con unas maletas cargadas de compromiso, trabajo, honestidad, creatividad, ingenio e ilusión. Sentimientos personales y profesionales que continúan acompañándonos.

Contratos profesionales desde 2004 nos han conducido a conocer Japón de la mano de Yuji Shimoyama. Al crear con él el Sant Pau de Tokyo hemos sentido la cultura culinaria japonesa, hermana e íntima, que de forma muy natural se ha fundido con nuestro sentimiento mediterráneo y ha mejorado nuestra propuesta gastronómica.

Somos felices al observar la creatividad de nuestro hijo Raül Balam, desde 2009 al frente del restaurante Moments, en el hotel Mandarin Oriental, Barcelona. Comprobamos satisfechos su actitud creativa y libre, de amor a una naturaleza inspiradora con la que construye nuevos discursos culinarios que llegan a la mesa y emocionan a los clientes.

Hemos ampliado en 2017 el compromiso profesional con Mandarin Oriental, Barcelona. Nos motiva la complejidad de organizar la gastronomía de un hotel que trabaja por y para la excelencia.

Estamos felices también de estar cerca de nuestra hija Mercè Balam y de su marido Albert Rovira, colaboradores incondicionales del Sant Pau, así como de ver a sus niñas crecer en un ambiente de amor y compromiso social, y de ser participes también de sus futuros proyectos profesionales.

Los 30 años del Sant Pau nos conducen a una reflexión, que creemos lícita y natural. Llevamos los dos una vida compartida y laboral de 50 años, por la que nos sentimos llenos de vida e ilusión, y estamos agradecidos a la suerte que nos acompaña. La suerte de trabajar con un staff profesional que ama la naturaleza y siente  el compromiso de los colores de la marca Sant Pau-Carme Ruscalleda. Sin un buen equipo no hay discurso gastronómico, y nosotros lo tenemos. En Sant Pol, en Tokyo, en Barcelona y este verano también en Mónaco. Nos satisface enormemente contar con su fuerza, su colaboración y su complicidad.

Estamos enormemente agradecidos al público gourmet que nos sigue y nos apoya con su fidelidad, así como también a los medios de comunicación y a las guías gastronómicas y de viaje por valorar y apoyar el trabajo del restaurante Sant Pau. Agradecemos también el apoyo a las entidades que han premiado tantas veces nuestro trabajo.

El sábado 27 de octubre de 2018 el Sant Pau de Sant Pol de Mar servirá su última cena.

No queremos cortar el cordón umbilical que nos une a la cocina y a la gastronomía. Prueba de ello es la colaboración en el Restaurante Odyssey de Joël Robuchon en el Hotel Metropole de Monte-Carlo con un pop-up durante los meses de julio y agosto para el servicio de cenas.

¡No nos jubilamos! Vamos a reinventar nuestros compromisos profesionales y a darle más recorrido, contenido y futuro a nuestro departamento COCINA ESTUDIO. Emocionados les comunicamos esta decisión profesional desde la perspectiva  de un recorrido de 30 años, de una historia de éxito y de vivencias extraordinarias al frente del Sant Pau de Sant Pol de Mar.

Seguimos en contacto con ustedes. Continuamos trabajando para ustedes.
 
Carme Ruscalleda y Toni Balam

Este artículo ha sido publicado sin intereses publicitarios por Devinos con Alicia Gastroblog©.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 170 times, 1 visits today)
Sant Pau cierra sus puertas el 27 de octubre de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.