El teléfono móvil surgió como una herramienta de trabajo y, ahora, prácticamente llevamos un ordenador de tamaño bolsillo que ha invadido casi todos nuestros espacios vitales… incluso la mesa.

Copyright: Miss Borderlike

Por la red circula un meme protocolero que crea comedia sobre si el teléfono móvil debe ir a la derecha o a la izquierda del plato. Aunque, para ser correctos y en estas situaciones, su lugar sigue (sin duda) en el bolso… o por lo menos fuera de la mesa. Es cierto que podemos obviar situaciones en las que esperamos llamadas urgentes (por problemas familiares, asuntos de negocios, etc)… aunque, ¡reconozcámoslo! esa posibilidad es menos común de lo que tendemos a excusar.

Por desgracia, (y yo me incluyo), nos hemos acostumbrado a ver escenas de mesas en las que todos los comensales están hablando por whatsapp o cualquier otro chat que se pueda descargar, más aun si tenemos en cuenta los post experienciales que se mueven redes sociales y microblogging como facebook, instagram o twitter. Sin embargo, la verdad es que la mesa debería ser un lugar casi sacrosanto en el que dedicarse a comer, beber y mantener conversaciones.

Etiqueta del teléfono móvil

Según las claves de urbanidad, llegar a un restaurante y dejar el móvil sobre la mesa equivale a dejar un objeto personal como un cleenex, las ampollas de suero para las lentillas o la barra de labios. Y, ninguno lo dejamos, ¿verdad?

En una velada que debería transcurrir con normalidad y de forma tranquila, los constantes sonidos procedentes de mensajes, notificaciones de redes sociales y llamadas, no solo distraen e irritan al resto de los comensales, sino que prácticamente podríamos considerarlos contaminación acústica e impide a toda la mesa disfrutar de verdad de la comida.

Copyright: Pruébate Magazine
Copyright: Pruébate Magazine

No vamos a hablar de los comensales que, como gesto de “creerse importantes”, descuelgan el teléfono y vociferan (más que hablar) cada una de sus hazañas,… cuando, por lo general, su vida solo les importa a ellos mismos. Esta situación también puede trasladarse a todo tipo de transporte público o espacios. Lo decoroso, si esperamos una llamada, es disculparte, levantarte de la mesa y atenderla apartándose un poco del grupo o, de no ser posible, hablando con un volumen más moderado de lo normal (en metro, etc..). Si se recibe una llamada no prioritaria, lo mejor es un “luego te llamo”. De esta manera ni interrumpirás, ni molestarás a nadie.

Tampoco quiero hablar sobre aquellas personas, (independientemente de la edad), que se dedican a chatear/ jugar descaradamente con sus amistades cuando está toda la mesa comiendo y tratando de mantener una conversación. Comer fuera de casa (o dentro), no debe ser excusa para entretener a los niños con el móvil. Intentar mantener una conversación con la musiquita de un juego es sumamente irritante para el resto de comensales.

Por respeto, cuando nos encontremos a la mesa, lo mejor es poner el móvil en silencio y dejarlo fuera del alcance de la vista del resto de comensales. Algo que, hoy en día, resulta francamente complicado porque, como ya he dicho antes, la sociedad se está acostumbrando a “subir a la red” instantáneas de cada bocado.

Trastornos asociados al teléfono móvil
Copyright: Cadena Ser
Copyright: Cadena Ser

Algunas personas tienen una más que preocupante incapacidad para separarse del móvil. Debido a esto, los psicólogos contemplan ya tres nuevos trastornos asociados a este tipo de tecnología:

Nomofobia, miedo exacerbado, angustia irracional, pánico o sufrimiento desmedido a no estar conectado al móvil o a internet para interactuar.

Mobilfilia, excesiva adicción o simpatía al teléfono convertida en una adicción compulsiva a estar mirando continuamente al teléfono para ver si se tiene alguna llamada o notificación.

Phubbing, se podría traducir como el desprecio creado hacia las personas que nos hacen compañía utilizando el móvil.

¿No vale la pena olvidarse del móvil una hora y disfrutar de tu compañía y una buena comida?

Este artículo es original e inédito sin intereses publicitarios. Escrito por Alicia Gómez para Devinos con Alicia Gastroblog©.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 527 times, 1 visits today)
¿A qué lado del plato colocas el móvil?
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.