Con la ingesta de alimentos aportamos los nutrientes y los componentes necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente. Además de por esta vía, también podemos beneficiarnos de estas sustancias a través de la piel mediante uso tópico. No es de extrañar que la cosmética use ingredientes naturales comunes que podemos encontrar de forma habitual en nuestras despensas como principios activos. Una tendencia que cada día está más en alza.

Como en el comer, la calidad que deben tener estos ingredientes también es fundamental. No nos olvidemos que está destinado a nuestra piel y ella es el órgano más grande del cuerpo. Alimentos como las frutas, por su alto contenido en ácidos grados y antioxidantes; verduras como los guisantes, por su gran poder antiarrugas; la soja, por su alto contenido en isofravonas; la leche y derivados, por sus proteínas; etc. son los alimentos más utilizados para la fabricación de cosmética. Sin olvidarnos del caviar o las ostras, animales asociados a la cosmética del lujo, y las especias y condimentos que es el grupo del que hablaremos a continuación.

Jabonarium
Principios activos naturales. Copyright: Jabonarium
Una pequeña introducción a la cosmetología

Antes de nada, vamos a recordar ese concepto que llevamos repitiendo varias veces: principio activo. Por supuesto, hay un Real Decreto que especifica cuál es su definición exacta, sin embargo, vamos a quedarnos con que son sustancias que tienen el efecto farmacológico en el cosmético, en otras palabras, el componente que nos va a tratar. Obviamente, es una definición que también se puede aplicar a los medicamentos. Pero no es lo único que contiene el recipiente.

El componente mencionado se rodea de excipientes, cuya función es transportar a unos principios activos inestables y puros hasta nuestra piel. Son el vehículo por así decirlo. Se presentan en forma de crema, espuma, etc. y los ingredientes principales más utilizados suelen ser el agua, el alcohol o la grasa, dependerá de la aplicación y funciones que tenga el cosmético en cuestión.

Por último, dentro de la gran familia de componentes nos encontramos con los aditivos. Son las partes que sirven para corregir defectos de la fórmula inicial, que no todas las veces huele o se ve como deseábamos – ¡a nadie nos gustaría aplicarnos crema de caviar y andar oliendo a pescado! -. Dentro de estos componentes nos encontramos con los colorantes, los conservantes, los perfumes, etc. En la actualidad hay una cruzada para disminuir su uso o sustituirlos por ingredientes menos agresivos, sobre todo pensando en las alergias, pieles sensibles, pieles atópicas o en los catadores (en el caso de los perfumes).

Las especias y condimentos en la cosmética

Como decíamos, muchas sustancias comestibles son aprovechadas por la cosmética. Por ejemplo, los protagonistas de hoy: el azafrán y el aceite de oliva virgen extra, dos ingredientes que llevan utilizándose desde tiempos inmemoriales en la salud.

Flor de azafrán y estambres. Copyright: www.temassobresalud.com
Flor de azafrán y estambres. Copyright: www.temassobresalud.com
Beneficios del azafrán

Es cierto que es un condimento muy valorado en la gastronomía actual y, sin embargo, en Egipto ya se utilizaba para hacer frente a los dolores estomacales. El azafrán, además su aroma y sabor tan característico, posee propiedades para combatir los trastornos nerviosos, limpia la sangre, elimina las obstrucciones del hígado, constituye una fuente potencial de agentes anticancerígenos, calma la tos y la bronquitis, actúa como remedio para conciliar el sueño, atenúa los efectos del alcohol, es rico en vitamina C, es un gran antioxidante, activa el ánimo, es bueno para la piel, tiene alto contenido en hierro y alivia los dolores menstruales. Se ha demostrado su eficacia en el tratamiento de la sintomatología de la depresión y la ansiedad y es una alternativa a la sal, proporcionando un confundible sabor dulce-amargo. Tendremos que tenerlo más en cuenta.

AOVE. Copyright: Hurtaplas Publicidad
AOVE. Copyright: Hurtaplas Publicidad
Beneficios del aceite de oliva virgen extra

Su alto contenido en polifenoles puede reducir en un 30% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio, ictus o infarto cerebral, principal causa de muerte en el mundo. Protege frente al deterioro cognitivo gracias a la acción de sus agentes antioxidantes, previniendo el desarrollo de demencias neurodegenerativas y la enfermedad de Alzheimer. El ácido oleico que contiene el Aceite de Oliva Virgen Extra mejora la eficacia en tratamientos contra el cáncer de

mama y ralentiza el crecimiento de tumores a la vez que refuerza la capacidad de acción de los anticuerpos monoclonales; también gracias a este componente reduce el LDL o colesterol “malo”. El consumo de grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva mejora la fluidez de la sangre y, por tanto, reduce la posibilidad de padecer hipertensión ya que regulan la presión arterial gracias a su acción vasodilatante.

Su alto contenido en polifenoles y vitamina E (antioxidantes naturales) contribuye a la prevención del daño causado por los radicales libres en los tejidos corporales, principales responsables del envejecimiento. Por último, al ser un protector frente al exceso de ácidos del estómago, contribuye al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Igualmente, facilita la absorción del calcio y del magnesio.

Cosmética recomendable con azafrán y aceite de oliva virgen extra
La Melguiza, tesoros de azafrán – www.lamelguiza.es

He probado 3 productos de La Melguiza desde que lo conocimos en Salón de Gourmets: champú sólido, jabón de manos y sérum iluminador. Tengo que decir que todos ellos me han sorprendido gratamente y tienen como características comunes que son delicados, naturales y con aromas muy tenues. Si vivís en Madrid u os escapáis a la capital algún día, os recomiendo que os acerquéis a la maravillosa tienda que tienen en el centro… si no, siempre podéis echar mano de su página web para ojear o comprar sus productos.

(De izq. a dcha) Sérum iluminador, champú sólido y jabón de manos de La Melguiza. Copyright: www.devinosconalicia.com
(De izq. a dcha) Sérum iluminador, champú sólido y jabón de manos de La Melguiza. Copyright: www.devinosconalicia.com

Champú sólido para el cabello con extractos de Romero y Azafrán. Por su combinación de aceites esenciales proporciona una agradable sensación de frescor. Un jabón natural y sin aditivos que cuida el cuero cabelludo y combate la alopecia. Las cualidades que más lo identifican es que deja el pelo suelto, suave y brillante. Además es muy cómodo para viajar ya que al ser sólido no te incordian en los controles de máximo 100ml. de los aeropuertos, algo que es un alivio. Personalmente lo recomendaría para personas con problemas de seborrea, pelo graso, alopecia o seguidores de lo ECO. PVP: 8,60€

Sérum Facial Iluminador elaborado con ácido hialurónico, azafrán, vitamina E natural, extracto de Rosa Canina y caléndula, algas y jugo de aloe vera. Indispensable en todo armario de cosmética y neceser de viaje. Tras su aplicación tienes un rostro iluminado, unificado, ligero y sin gota de aceite. Se utiliza a través de un dispensador, así que es un producto que cunde muchísimo. PVP: 39,40€

Jabón natural de azafrán y rosa mosqueta (también contiene aceite de geranio). Por su alto contenido en aceite de oliva virgen extra es un jabón delicado y emoliente para la piel. Algo que le caracteriza a todos los jabones de La Melguiza es que son 100 % naturales y elaborados de forma artesanal mediante saponificación en frio, lo que significa que conservan sus propiedades naturales. Tiene un resultado muy suave e hidratante sobre la piel. PVP: 7,90€

Jabón de manos de Nobleza del Sur – www.noblezadelsur.com
Jabón de manos Nobleza del Sur Centenarium Premium. Copyright: www.devinosconalicia.com
Jabón de manos Nobleza del Sur Centenarium Premium. Copyright: www.devinosconalicia.com

Otro de los cosméticos que adoré desde la primera vez que cayó en mis manos: el nuevo Jabón de manos Nobleza del Sur elaborado a partir de su Aceite de Oliva Virgen Extra Centenarium Picual. Para los que no conozcáis la marca, la almazara está ubicada en Jaén y responden a una filosofía eco con olivares de Picual y Albequina y unos aceites excepcionales.

Este producto lo conocí en Salón de Gourmets y ahora me resulta indispensable sobre el lavabo. Su resultado son unas manos sedosas y muy hidratadas, como si te hubieras puesto alguna crema reparadora después de lavarlas. Algo que lo identifica y me encanta es que no tiene apenas aroma, así que es fantástico para todo catador. Ignoro su precio en el mercado, pero en el momento en el que lo averigüe os lo haré saber.

Visita nuestras cuentas de twitter @devinosconalice e instagram @devinosconalicia. Te animamos a dejar tu opinión en la caja de comentarios.

Este artículo es original  inédito sin intereses publicitarios. Escrito y publicado para Devinos con Alicia Gastroblog ©.

(Visited 342 times, 1 visits today)
Cosmética con principios activos comestibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *