Desde las viñas de Curiel de Duero y Bodegas Comenge llega Jacobus 2012, la reciente creación de Rafael Cuerda que está llamada a ser el nuevo vino de culto en la Ribera del Duero. Gracias a las labores de investigación con las levaduras autóctonas de sus propias parcelas, la convivencia responsable y cultivo ecológico de sus viñedos y el cariño hacia cada barrica, han conseguido que el tiempo se detenga en cada botella.

El pasado 6 de julio teníamos la fortuna de asistir a la presentación de Jacobus 2012, un vino singular ya desde su nacimiento. El escenario para el acto fue la coctelería clandestina en el NH Casa Suecia, próxima al Círculo de Bellas Artes en la Gran Vía madrileña. El objetivo era claro, conocer el nuevo vino de culto de la Ribera que surge a partir de la mente y el corazón de Bodegas Comenge y al que cariñosamente le han puesto el nombre de Jacobus, en honor a Jaime Comenge.

Álvaro Comenge, como Director comercial, abrió la ronda de discursos haciendo un breve recorrido por la filosofía e historia de la bodega. Está claro, todo comenzó con un libro: La vid y los vinos españoles, que Don Miguel Comenge escribió como tesis y publicó para dar un empuje a la economía familiar. Es un libro que a muchos enólogos y profesionales del vino ha servido de cabecera y apoyo, incluso a día de hoy (casi enfundado en la clasificación de reliquias indispensables en tu biblioteca) sigue siendo interesante. En conmemoración por su trabajo, uno de mis vinos fetiche de la bodega recibe su nombre: Don Miguel.

Como si el tiempo hubiera detenido durante la crianza

Tras de sí, apareció en la tarima Jaime Comenge para hablar de su homónimo (en latín) y de su aportación a las bodegas. Algo que me llamó la atención y que supo transmitir con total franqueza fue: el vino está para beberlo. Es cierto, al final se reduce todo a si un vino gusta o no, por muchos conocimientos que tengas alrededor.

Cerraba la ronda de discursos Rafael Cuerda, artífice de todos los vinos de Bodegas Comenge y director general de la bodega. A grandes rasgos vino a explicar el por qué y el cómo de Jacobus, con breves retazos de historia y filosofía y cómo utilizan las propias levaduras para estabilizar el color (sin utilizar productos made in laboratorio). Parten desde la investigación, ¡si! pero siempre desde la cabeza y un concepto totalmente eco. Como he escuchado a Cuerda en las varias ocasiones que he coincidido con él: “[…] en Comenge, los laboratorios tienen poco que hacer”. Esta forma de pensar la demuestran cada día, con cada vino.

Jacobus 2012, Bodegas Comenge. Copyright: www.devinosconalicia.com
Jacobus 2012, Bodegas Comenge. Copyright: www.devinosconalicia.com
Sobre Jacobus 2012

Se trata de un blend de 90% tempranillo y 10% merlot plantados en 1985 en el Pago de las Pinzas y en el año 2000 en el Pago de los Ismas respectivamente.

La Tempranillo se fermenta en depósito de hormigón con levadura autóctona seleccionada. Los 742 kilos de Merlot que se obtuvieron en la añada 2012 se fermentaron en cambio en barrica abierta. Después se buscó una crianza de 30 meses en barrica francesa de 225 litros de grano extrafino, permaneciendo durante ese tiempo sobre lías puras de la misma levadura empleada en la fermentación alcohólica.

El carácter protector de las lías ha permitido realizar toda la crianza durante dos años y medio, sin la adición de sulfuroso. Una marca más del estilo personal de la familia Comenge: elaboración natural y respetuosa con el medio ambiente. Tras la crianza y el ensamblado, el vino es clarificado con clara de huevo natural antes del embotellado.

Esa cuidada y personalizada elaboración se refleja en la cata, de la que hablamos en los siguientes párrafos, pero con Jacobus es como si el tiempo se hubiera detenido durante la crianza. Este nuevo vino nace con una edición limitada de 1048 cuyo precio al público asciende a 135€.

Fin de fiesta

Después de la presentación pudimos degustar un agradable cocktail junto a su vino blanco Comenge Verdejo 2014 Magnum y, por supuesto, en inimitable Jacobus 2012.

Jacobus 2012

Blend de tempranillo 90% y merlot 10%. Tiene un punto de sorpresa, a pesar de la larga crianza en barricas de roble francés durante 30 meses conserva su carácter joven y vivo gracias a la crianza con levaduras. En nariz defiende una fruta voraz (frutas del bosque), cierto aspecto balsámico y de bajomonte. En boca mantiene estructura, taninos muy agradables y muchísima elegancia.

Comenge Verdejo 2014 Magnum

Este monovarietal todavía mantiene una nariz con aroma intenso y varietal (sin esas corrosivas frutas tropicales). Muy expresivo, destacando el recuerdo fruta blanca fresca, entremezcladas laurel, hinojo, hierba seca y tomillo. En boca es serio, seco, sabroso y fresco, con volumen, glicerina, equilibrio y buena persistencia que es capaz de aguantar al paso del tiempo. En el posgusto aparece todo el carácter de la viña vieja: un agradable y sutil amargor que alarga el vino y nos deja un elegante recuerdo en el paladar. Tiene una salud que muchos la quieran.

¡Todavía queda esperanza en la Ribera!

De izq. a dcha: Rafael Cuerda, Alicia Gómez y Jaime Comenge. Copyright: www.devinosconalicia.com
De izq. a dcha: Rafael Cuerda, Alicia Gómez y Jaime Comenge. Copyright: www.devinosconalicia.com

P.D. Visita nuestras cuentas de twitter @devinosconalice e instagram @devinosconalicia. Te animamos a dejar tu opinión en la caja de comentarios.

Este artículo es original  inédito sin intereses publicitarios. Escrito y publicado para Devinos con Alicia Gastroblog ©.

(Visited 455 times, 1 visits today)
Jacobus, el nuevo vino de culto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *