Alicia Gómez ♦ En una nueva ocasión, FITUR (Feria internacional de Turismo) se convierte en el centro de atención de turoperadores, gastrónomos y otros curiosos. No podíamos ser menos, nosotros debíamos estar allí (aunque fuera durante la última jornada) para echarle un vistazo a lo que “se cuece” en este esperadísimo evento anual.

Qué es FITUR

Como feria, FITUR es capaz de mostrar al transeunte las últimas tendencias a escala mundial en negocios, viajes y servicios relacionados con el turismo. En los últimos años, teñidas con una más que fina capa de gastronomía nacional e internacional. Países y territorios, se mueven como un pavo real intentando cortejar a su hembra, aunque a algunas ¡ya sabemos que se nos gana por el estómago!

Este año 2017, la oferta turistica de este gigantesco evento ha reunido 9672 empresas, entre los que podemos encontrar a hoteles, empresas de transporte, turoperadores y todo tipo de servicios relacionados con el sector. 165 países nos muestran sus maravillas y ofrecen “ofertas” para que les podamos ir a visitar con todo tipo de facilidades y a un módico precio.

Como valor transcendente, en este edición, nos hemos encontrado con Argentina como socio principal de la feria. Con esta pensada alianza y diferentes acciones de captación, el país sudamericano espera alcanzar los nueve millones de visitantes internacionales a finales de 2019.

FITUR es sede de muchas actividades durante los 5 días que dura la feria: espectáculos de bailes regionales, talleres de decoración de botellas, talleres de fotográfia, Quedada Viajero (que ya va por su octava edición), etc. Sin embargo, y como no podía ser de otra forma, nosotros nos vamos a centrar en comer… ¡a ver que se cuece!

¿Qué se come en FITUR?
Stand de Italia
Stand de Italia. (De izq. a dcha.) Combinado de Aperol + Prosseco; Pannetone salado; grisinis con romero; mortadela trufada, emparedados de montadela y queso crema; queso parmesano. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Stand de Italia. (De izq. a dcha.) Cóctel Spritz; Pannetone salado; grisinis con romero; mortadela trufada, emparedados de mortadela y queso crema; queso parmesano. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog

La verdad que no hace falta decir mucho más de lo que se ve en la fotografía. La caída en FITUR 2017 no pudo tener mejor aroma y color que este: parmesano, mortadela trufada, grisines con romero, pannetone salado (desconozco si se llama así realmente, pero es tan similar en apariencia…). Todo ello bañado con el popular cóctel Spritz que la persona encargada no llegaba a nutrir (dada la ingente cantidad de personas que se acercaban a tomar el aperitivo).

Receta Spritz

  • 3 partes de prosecco (vino espumoso seco).
  • 2 partes de Aperol (bebida similar al Campari, menos alcohólico, elaborado a partir de naranja amarga, gentiana, cinchona, etc y procedente de Padua).
  • 1 parte de soda
Stand de Argentina

Damos un salto gigante de Europa a América del sur para toparnos con Argentina. Atendiendo también al momento del aperitvo, Mauricio Darío Barón (como chef durante esta acción) hacía una demostración sobre un plato tradicional de San Juán: el tomaticán. He de aclarar, tras una breve investigación, que existen varias versiones ligadas a los distintos países vecinos al que nos ocupa.

Stand de Argentina en FITUR 2017. (De izq. a dcha) Tomatican. Mauricio Darío Barón sirviendo el plato de la demostración. Mil vientos, vino. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Stand de Argentina en FITUR 2017. (De izq. a dcha) Tomatican. Mauricio Darío Barón sirviendo el plato de la demostración. Mil vientos, vino. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog

Tras terminar el servicio, tuve la oportunidad de intercambiar unas palabras con Mauricio. Me explicó cómo se elaboraba este plato que (a mi entender) tiene muchas similitudes con nuestro pisto.

Receta Tomaticán

Salteamos la cebolla, añadimos sal y aceite de oliva virgen extra. Cuando está pochada, añadimos los tomates troceados a dados pequeños y sin piel. Cuando la mezcla ya está homogénea, añadimos huevo batido.

Como perfecto acompañante, tostaron pan en triángulos previamente aderezado con un chorrito de aceite de oliva.

Los vinos en el stand de Argentina

Continuando en el mismo stand, solo que sobre una hora más tarde (sobre las 15 horas), asistimos a una segunda demostración de gastronomía argentina. Esta vez, de sus vinos. No merece la pena que os lo explique yo, pudiendo escuchar a R. Herrera haciéndo un análisis breve de los vinos argentinos desde la patagonia hasta el norte del país.

Catamos un total de 6 vinos. Es cierto que el ambiente estaba algo cargado y que no eran las condiciones idóneas pero he de admitir que me sorprendieron gratamente los vinos argentinos. De derecha a izquierda catamos por orden:

  1. Amalaya 2015. Blend de torrontés y riesling. Muy ácido y frutal. Vino muy fácil.
  2. San Pedro de Yacochuya 2014. Torrontés 100%. Vino muy floral con ciertos aromas reductivos que desaparecen al poco tiempo. Excelente acidez.
  3. Newen reservado 2015. Pinot Noir. Vino procedente de la Patagonia y, para mí, el más sorprendente. Es ¡literalmente! una explosión de fresa silvestre con algo de oxidación. Posee una espléndida acidez con un punto amargo y gran explosión frutal en el restrogusto.
  4. Manos Negras 2015. Malbec. Se percibe mucha más madera en él, aunque también se perciben ciertos aromas frutales, herbánceos y alguna especia. En boca resulta algo corto pero muy expresivo.
  5. Achaval Ferrer 2013. Cabernet Sauvignon. Vino mucho más maduro que el anterior que ha desarrollado aromas de frutos del bosque principalmente. Muy buen grado de acidez y taninos muy integrados.
  6. Mil Vientos 2014. Malbec.  Aromas muy tipicos de varietal con un punto de madera. Se queda algo corto en boca.
(De dcha. a izq.) Amalaya 2015. San Pedro de Yacochuya 2014. Newen reservado 2015. Manos Negras 2015. Achaval Ferrer 2013. Mil Vientos 2014. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
(De dcha. a izq.) Amalaya 2015. San Pedro de Yacochuya 2014. Newen reservado 2015. Manos Negras 2015. Achaval Ferrer 2013. Mil Vientos 2014. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Stand de Castilla y León

De camino a nuestra siguiente parada, nos topamos con el area de exposición de Castilla y León. En su escenario, realizaban una presentación de Jamón Ibérico 100% bellota de Guijuelo, vino y aceite de la Sierra de Salamanca. Pagos de Vettonia, aceite elaborado a partir de Manzanilla Cacereña, y Vino “de marca blanca” elaborado a partir de la variedad Rufete.

Stand de La Rioja

Tengo que reconocer que cada año me entusiasma más la originalidad con la que la Comunidad Autónoma de La Rioja trata su estética ferial. Este año, evocando a la vendimia, han realizado una estructura con cestos de mimbre como ornamento (además de las decenas de bolas de papel que forman su habitual racimo de uvas emblema).

Stand de La Rioja en FITUR 2017. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Stand de La Rioja en FITUR 2017. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog

Sin embargo, lo que más me llamó la atención en el stand riojano fue el taller – degustación de los tradicionales Fardelejos impartido por La Queleña. Delia y Maite explicaron a todos los oyentes cómo se elabora este exquisito dulce, además de otros detalles de su empresa como que fue la primera en la venta de este tipo de producto en obtener el sello de artesanía de La Rioja.

Pudimos degustar este dulce de tradición árabe elaborado a partir de huevos, almendra molida y azúcal. Con un relleno arropado por una finísima capa de hojaldre lleno de “burbujitas”, que muestran la calidad y maestría con el que está elaborado tras la ligera fritura. Todos ellos elaborados a partir de materias primas naturales de primerísimas calidad… como recalcó varias veces Delia:

“Si tienes buena materia prima, conseguirás también buenos productos”.

… a esto hay que unirle años y años de tradición familiar. Concretamente desde Quel, La Queleña, lleva repartiendo fardelejos desde 1943.

El resultado es sublime. La mayoría de Fardelejos que he probado en mi vida (que han sido muchos porque mi pueblo se sitúa a las puertas de La Rioja) eran aceitosos y tendían a repetir. La Queleña hace unos Fardelejos crujientes, ligeros y en donde a penas se nota la fritura. No son nada empalagosos, mantienen una textura cremosa a causa del huevo y te deja un gran sabor a almendra en la vía retronasal.

Por si fuera poco, nos sorprendieron con los Fardelejos con chocolate. Unos pequeños pecados que llevan año y algo en el mercado y que están ¡de vicio!. Fardalejos 3.0.

Fardelejos La Queleña: tradicional y con chocolate. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Fardelejos La Queleña: tradicional y con chocolate. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Stand del Principado de Asturias

Nada como hacer un alto en el camino para tomarte un culín de Sidra recién escanciada. Tuvimos una breve reyerta con la larga cola asistiente porque ¡los culines se toman de una! ¿Qué sentido tiene si no que el escanciador levante una y otra vez el brazo para insuflar aire a tan delicioso fermentado de manzana?

Stand de la Comunidad de Madrid

Ya cuando estábamos a punto de retirarnos, nos topamos con el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Yo no lo sabía pero se hacen unas mieles espectaculares. De escándalo. Existen varias empresas locales que producen miel de Mil flores, de zarza, de romero, etc. como La Tía Pili, La abeja viajera, Las Bartolas o Miraflores Miel de la Sierra que se han unido a una iniciativa solidaria contra la esclerosis múltiple y merece mucho la pena conocerles. Además, sus mieles ecológicas están de escándalo.

Mieles de la Sierra de Guadarrama. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Mieles de la Sierra de Guadarrama. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
El vino de los Templarios en el stand de Chipre

Con esto ya me despido. Última curiosidad de esta edición de FITUR que tuve que catar en vaso de plástico. Como pudimos y con “cierto inglés cruzado” la persona responsable en ese momento del stand de Chipre me habló de Commandaria Revecca, el vino de los Templarios.

Exactamente se desconoce cúando esta isla mediterránea comenzó con la elaboración de estos vinos dulces, aunque se intuye que fue hacia 1191. Cuando un derrotado Ricardo Corazón de León regresa a Inglaterra tras la victoria de Saladino en Jerusalem. No sin antes hacer un alto en Chipre, por lo que se ve.

Commandaria Revecca, "El vino de los templarios". Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog
Commandaria Revecca, “El vino de los templarios”. Copyright: Devinos con Alicia Gastroblog

Desde luego, en cata no te deja indifetente. Aunque hubiera mejorado mucho con una buena copa de cristal. Es muy similar a nuestros moscateles de vendimia tardía. Entrada fácil, dulce, con buena acidez que te da ganas de tomar más.

(Visited 756 times, 1 visits today)
¿Qué se come en FITUR?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *