ALICIA GÓMEZ. Nos vemos bombardeados por una constante ola de artículos sobre los beneficios del vino tinto para la salud humana, sin embargo, no recaemos en que los vinos espumosos tienen también muchos beneficios para nosotros.

Para empezar, el gas carbónico de origen endógeno que incluyen este tipo de vinos contribuye a la formación de colágeno en las células epiteliales, algo que aumenta la elasticidad de la piel. Por otro lado, como sucede en los vinos tintos, incluyen polifenoles en su composición: un compuesto que nos ayuda a mantener una saludable actividad cardíaca y mantener a raya la oxidación celular. Son bebidas que también pueden asociarse a la prevención de ciertas enfermedades cardiovasculares como la tensión arterial, coágulos y trombosis… siempre ¡con un consumo moderado!

¡Sí!, es verdad que los vinos espumosos entre los que se incluye el Champagne de origen francés, el Cava de origen español y el Prosecco de origen italiano es la combinación perfecta para un grandísimo número de platos pero, también es cierto que este tipo de vinos actúan sobre las endorfinas (famosas hormonas de la felicidad presentes, por ejemplo, en el chocolate) por su alto índice en oligoelementos naturales.

El Alzheimer. Copyright: www.alchimiaweb.com

La Universidad de Reading durante el año 2013 anunció que “consumir champagne varias veces a la semana contribuye a la mejora de la memoria (con especial incidencia en la memoria espacial) y puede prevenir trastornos  cerebrales y el alzehéimer. El efecto se debe al ácido fenólico presente en uvas negras (Pinot Noir y Pinot Meunier, principalmente) que se usan para este vino espumoso de origen francés […] las personas mayores de 40 años deberían beber dos o tres copas de champán a la semana para evitar el avance lento y progresivo de la demencia, que suele comenzar a estas edades” (Sanz, n.d). En laboratorio, sobre experimentos realizados sobre ratas se descubrieron que las uvas citadas anteriormente, entre otras presentes en los espumosos, tienen en su composición compuestos fenólicos que contribuyen a la modulación de señales neuronales en la corteza e hipocampo, entendidas como las zonas cerebrales responsables del aprendizaje y la memoria.

Además, ¡buenas noticias! los cavas o champagnes  más secos pueden ser incluidos el las dietas de adelgazamiento por la reducida cantidad de gramos de azúcar/ litro que contiene, como es el ejemplo del Cava Brut Nature… ¡lo que no deja de ser una gran noticia con la llegada de verano!

Composicion quimica del vino Devinos con ALicia
Composicion quimica del vino. Copyright: katamaniacos.com
(Visited 1.590 times, 1 visits today)
Champagne: bebida placentera que ralentiza el Alzheimer
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *