JAVIER HERNÁNDEZ. Saliéndonos un poco de lo normal, es decir, de lo que normalmente nos encontramos en la sección Devinos Internacionales, me apetecía dar la luz a otro concepto menos considerado a la hora de pensar en los vinos más allá de nuestro país. Me refiero a las personalidades internacionales que trabajan en el entorno del vino, los que se dedican tanto a su elaboración como a su fomento. Son los enólogos, los bodegueros, los sumilleres y los comerciales extranjeros, cuyas tradiciones y costumbres arraigadas por parte de sus tierras natales, se transmiten al consumidor a través de los vinos que representan.

Hace poco tiempo, impartí un curso dirigido a profesionales del sector vitivinícola sobre cómo vender vino en inglés. Les pedí traer a todos los alumnos una botella de vino de sus bodegas o de las bodegas con las que trabajan. Asistieron personas tan variopintas como los vinos con los que se presentaron. No obstante, entre ellos había un caballero que destacaba tanto por su buen humor contagioso como por su acento cuyo canto señalaba hacia el continente sudamericano donde la tradición vitivinícola también prospera. El vino que nos acercó a clase es Rvfián, y desde ese día, denominado el CHERRY BOMB!

Pero, antes de entrar en más detalle del vino, quiero hacer hincapié en el concepto de la personalidad internacional que se esconde detrás del vino, pues, el hombre que nos trajo una fabulosa delicia de la D.O. Sierra de Salamanca, nuestro querido amigo argentino, Mauro Bergesio.

Un Italo-Argentino por ascendencia, Mauro es un profesional del sector del vino que viene en 2003 a vivir en España después de pasar una temporada en busca de sus orígenes en Italia. Para mejor comprender su cercana relación con el mundo del vino, hemos de entender que la vid ha sido un elemento profundamente arraigado en la vida de Mauro. Nos escribe:

“Mi abuelo, hijo de inmigrantes italianos vendía vino a Granel en La Pampa Argentina. Tenía su hermoso ritual. Almacenaba vino en una tina dentro de su galpón y siempre luego de terminar de comer, caminando sobre sus alpargatas a paso lento , solía rellenar un par de botellas , que beberíamos en la comida siguiente. 

El repartío vino en un camión y vendía en DAMAJUANA. Mi padre y familia, buenos consumidores de vinos destacados y amantes de la acordes armonías gastronómicas. No olvido en mis inicios mi hermano seleccione un potente sirah Argentino con unos calamares en su tinta a la pimienta negra… Mis colores cambiaban en mi interior…  por iniciativa propia inicie un inventario de la colección de vinos de mi Padre, el vino me provocaba misterior, la sommellerie me provocaba admiración…”

Ha vivido en 6 comunidades distintas, entre ellas Castilla la Mancha donde comienza su actividad vinícola profesional en Mota del Cuervo por “Pasión y Decisión propia”. Además, ha trabajado al lado de y ha asesorado a personalidades referentes del sector como son los hermanos Lurtón. En el año 2.012 una bodega le pide colaborar y asesorar como subgerente y export manager externo en un pueblo de la Sierra de Francia situada en Garcibuey donde se elaboraba algo de Rufete y es así como comenzó Mauro a difundir la zona informando a viticultores y empresarios del vino sobre la Borgoña Española.

Boom!
Además de ser alias del famoso petardo que los jóvenes estadounidenses, en nombre de la travesura, han empleado para cargarse a miles de buzones de correo a lo largo de las décadas, Cherry Bomb, como apodo merceredor de Rvfián, es una explosión de cereza que asalta a nuestros sentidos visuales, olfativos y gustativos. Su color cereza seductor con reflejos rubís brillantes. Sus aromas de fruta roja salvaje, procedente de la misma baya chispeante, fresca y agridulce cuyo nombre se utiliza para denominar a este vino tan carismático. Su entrada en boca fresca y persistente con muy buena acidez, matices de lavanda e incienso al paso por boca. Un final sensual y elegante que contradice su intensa introducción explosiva.

Hemos de reconocer que el nombre Cherry Bomb, aunque sea un apodo muy acertado para este vino, no llega a ser tan interesante como los orígenes de su nombre de nacimiento, Rvfián:

“Rufián del Latín Rufus, Rojo! El rvfián es un protector, guardián de mujeres. Las mujeres que se pintaban el pelo de rojo consideradas mujer de la calle.

Pero el nombre proviene de un juego de Palabras, de la variedad Rufete, una variedad  extinta, (se alejan los jóvenes de los pueblos que no desean cuidar las viñas y se mueren los abuelitos, los lugareños y con ellos se mueren las viñas). 

Rvfián es ese hombre que desean muchas mujeres y no se termina de entregar, siempre he sido así en mi adolescencia..:)“ – MB

La añada que habíamos catado en clase ese día es del 2014. Su cultivo es biodinámico, ecológico sin tratamientos químicos. Las vides, con cepas de  43 años, yacen en La Sierra de Francia, concretamente en Miranda del Castañar que integra el Parque Natural Protegido LAS BATUECAS. Las cuida un lugareño conocido como EL LITRI, un hombre de cara curtida autosuficiente, quien respeta el cultivo tradicional desde que sus ancestros albergaran estas tierras.

El enólogo es Ismael Gonzálo, fundador de OSSIAN cuyos vinos recibe el premio al mejor vino blanco de crianza en España en 2007. Ismael, aparte de ser un genio en la elaboración de los vinos blancos, es un winemaker ecologista que se especializa en vinos naturales y atrevidos.

Rvfián termina su fermentación maloláctica  en  Barricas de Roble Allier con un blend de roble de los  Vosgos Austríacos y Vosges Suizo Alemán. Solo 1/5 parte es nuevo, con el fin de no enmascarar la frutalidad del vino.

Ideal con caviar, olivas negras, frutos secos, pistacho, salmón ahumado, cocina euroasiática, sashimi, laminados, tartares, carpaccio, carnes blancas, peixe, carnes rojas poco hechas, gazpacho de fresa,, fusión molecular, etc,  ideal para beber solo y mejor bien acompañado…

Nos termina escribiendo Mauro con sus estas últimas líneas cargadas con un mensaje muy importante respecto al vino y su terroir:

“Rvfián es como un Pinot Noir, la búsqueda de los sublime, de un vino fino, elegante, sensual, seductor, provocador…  eso aprendí en beber en Argentina sobre todo el Cabernet Franc de Angelica Zapata, vinos altamente elegantes , sedosos , como una suspendida nota de un violín… 

Finalmente mi deseo de provocar que más personas vengan a cultivar y disfrutar de este hermoso lugar [Miranda del Castañar], patrimonio de la humanidad, Reserva de la UNESCO en el parque natural LAS BATUECAS. Y los estamos logrando… Qué mas te puedo contar?”

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 988 times, 1 visits today)
Cherry bomb!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.