GLORIA ARGANDOÑA. Hace dos meses, en diciembre, asistí a un evento anual único organizado por la Fundación CITOLIVA Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite, en torno a los Aceites Vírgenes Extras Tempranos. La experiencia, o mejor, Experiencia Premium… que así se llama, en  su segunda edición, consistía en catar, en exclusiva, los primeros AOVES más excepcionales de cosechas tempranas.

La oferta sensorial y gastronómica se presentaba muy interesante ¡no me lo podía perder! y a través de dos reconocidos catadores internacionales: Marco Oreggia, autor de la guía internacional de los mejores aceites del mundo FLOS OLEI y Mª Paz Aguilera, responsable del panel de cata de Citoliva, experta  panelista en reconocidos concursos nacionales e internacionales, conocimos un total de 24 aceites vírgenes extra de excelencia.

Esa mañana llegué temprano a las instalaciones del moderno Museo Terra Oleum en el parque tecnológico de Mengibar.

Después de la  Inscripción, en recepción, aproveché para  saludar y charlar agradablemente  con gran parte de conocidos productores, olivicultores y apasionados del mundo olivarero.

La jornada consistía de un “juego” de experiencias culinarias a través de los sentidos y denominada “Sense&Taste Experience”. La cata dirigida por la pareja de expertos, consistió en una amena  descripción de los atributos y matices sensoriales   de los AOVES de excelencia  allí expuestos. Los diferentes aceites tempranos, se agruparon por afinidades  comunes, no exentas de contrastes, alrededor de unas cuatro vistosas mesas, nombrándolas, en un guiño y aproximaciones  a  los cuatro sabores básicos, dulce, salado, acido, amargo,  al mismo tiempo degustando productos de armonía perfecta a los Premium en cada espacio sensorial. Todo acompañado por productos gourmet, elaborados con vírgenes extras de alta calidad y  de destacadas  marcas o entidades de prestigio.

Destacando Cavas Freixenet que fue en encargado de liberar frescura y  limpieza en boca para seguir disfrutando de la complejidad de los AOVES .

Tortas de la conocida marca andaluza Inés Rosales en sus clásicas dulces y novedosas tortas saladas, de interesante untuosidad  aportada por el virgen extra como ingrediente potencial en su elaboración.

Jamón ibérico de la D.O.Los Pedroches, que a pesar de estar en la mesa de los sabores salados  fue un golpe de memoria y reencuentro con el quinto sabor, ¡en estado puro! Todo un despliegue de matices y texturas con gran equilibrio y finura en el conjunto, protagonizadas por las potentes picuales de frutados verdes intensos, planta de tomate, alcachofa, regaliz, etc….de postgusto largo.

La dinámica de las degustaciones y catas subieron de tono con otro espacio para  la coctelería de ginebra Puerto de Indias con la singularidad de AOVE de variedad Arbequina envolviendo a los cócteles de perfumes suaves y delicados con notas frutales.

Próxima a la barra de coctelería, encontramos una interesante mesa sensorial de elaboraciones gastronómicas con marcadas sensaciones picantes de concepto oriental, salvando las distancias en el término oriental. Sushi y wasabi para armonizar con AOVE de variedades Cornicabra y Picual de prolongada suavidad, notas de plátano y manzana con amargos ligeros y suaves picantes.

Para las siguientes experiencias de carácter sensorial, combinaciones de mermeladas artesanales Elasum de acideces aterciopeladas y dulces en combinación perfecta con Picuales de carácter, Hojiblancas y Picudos.

En último encuentro sensorial (que no me dejo nada indiferente) de la interesante jornada se crearon elaboraciones in situ de recetas de repostería tradicional con harina extraída del hueso de aceituna, Innovación e investigación de productos a partir de la aceituna por parte del Grupo Elayo. Empresa pionera en la obtención de productos a partir del olivo y la aceituna para fines alimentarios, cosméticos y farmacéuticos.

Destaco el broche final de la experiencia con la cromaticidad visual y aromática propia de los vinos generosos de excelencia de la D.O. Montilla Moriles. Todo un primor de sensaciones desde el punto de vista de una sumiller y apasionada del AOVE.

Los aceites  catados: Basilippo, Bravoleum, Buensalud, Casas de Hualdo, Claramunt, Cortijo Spiritu Santo, Dominus, Esencial Olive, lnnoliva, Interoleo, O-Med, Melgarejo, Mueloliva, Molino de la Calzada, Oleícola Jaén, Oleocampo, Oleomar, Pagos de Toral, Palacio de los Olivos, Picualia, La Pastira, Soberbio, Soler Romero y Zaytas.

Los cocineros Luis Navas y Alberto Fernández, la bloguera gastronómica ‘Gastroandalusi’, Repostería de Manuela Monsalve, el gintonero profesional Eddy DH, y el cortador profesional Dani Berrios.

Hasta el próximo post. Que el aove os acompañe.

(Visited 602 times, 1 visits today)
No solo de aceite vive el hombre. Más allá del AOVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *