Fin de verano. Ahora vemos absolutamente todo apocalíptico porque hemos vuelto (todavía con la marca del reloj) a las oficinas, fábricas, empresas o pequeños cubículos con nombre de despacho con frías luces parpadeantes y “engaño” café con leche de máquina. Incluso la fruta parece triste y prácticamente es llamada a ser embotada para poder ser degustada en el frío invierno sobre una tostadita o croissant, porque ¡no nos engañemos! aunque no es imposible degustar melón, sandía o mango sí que es muy difícil o sale a riñón. De ahí que se inventaran las mermeladas, ¡benditas mermeladas!

Hoy en concreto nos centraremos en unas mermeladas de una marca en particular que, a día de hoy, es una de mis favoritas. Las conocí a través de Vanessa Martín (colaboradora de Devinos con Alicia y más conocida por Vanessa Martiny) y más tarde las encontré en Salón Gourmet junto a una simpatiquísima chica detrás del mostrador y ¡qué os voy a decir!. Me encantaron. Independientemente de cuál de su amplia gama sean mis favoritas (que puedo decir que existen varias), son mermeladas elaboradas con frutas tropicales cultivadas en la Axarquía malagueña, piezas de nirvana que lamentablemente (para los consumidores españoles) desaparecen por nuestras fronteras por una creciente demanda de nuestros vecinos del norte.

Mapa de la Axarquía malagueña y su costa. Fuente [en línea]: www.leadingpropertygroupspain.com

Condicionados por inviernos muy cortos, suaves y buen tiempo el resto del año, desde los años ’80 son la despensa tropical de Europa con cultivos inicialmente de mango y aguacate y, más tarde, de papaya, kumquat, pomelo, naranja, limas, entre otras. Tanto es así que a día de hoy España se ha convertido en el productor número uno de mangos de Europa, ¡algo encomiable! ya que prácticamente todos salen de esta pequeña zona dentro de Málaga, convirtiéndose en otras de las muchas y lamentables (para el consumidor) desconocidas regiones y cositas curiosas que producimos en nuestro país. ¿Conocíais este dato? porque yo hasta la investigación para este artículo lo ignoraba… y es una pena para los inquietos paladares de este blog porque como mínimo ¡pide que les claven el diente estos pequeños pedazos golosos y sanos de nirvana!

Y, ¿si embotamos?

Pero hoy no hablamos de fruta. Hablamos de fruta en conserva y más en concreto de una casa de mermeladas que ¡me tienen loca!: Mermeladas Málaga. Tras una larga conversación, hacer más de una cata y tener en mi nevera una de sus variedades te das cuenta de que hacen las mermeladas cómo la harías tú mismo un día tonto que te apetece estar de cocinillas golosón. Se definen ellos mismos como puré de frutas y ¡no me extraña! ya que todas sus variedades tienen una elaboración similar basada en un porcentaje de:

  • 3% zumo de limón recién exprimido.
  • 22% azúcar blanquilla (ya que el azúcar moreno ennegrecería la elaboración)
  • 75% fruta (que puede ser mango, papaya, pulpa de naranja, pulpa de naranja + papaya, pulpa de kumquat o pomelo)
Mermeladas Málaga. Fuente: Mermeladas Málagas

De esta manera encontramos seis tipos de mermeladas:

  • Mango de Málaga: es la mermelada original de la casa Mermeladas Málaga. No merece la pena una descripción porque ¿quién no conoce el sabor de esta fruta tropical? Mango embotado lo definiría yo.
  • Papaya de Málaga: elaborada con la primera papaya cultivada en málaga. Melosa y golosona, descripción organoléptica en fruterías.
  • Naranja de Málaga: esta delicatessen está elaborada con naranja dulce malagueña, es decir, naranjas de mesa de primera calidad. Lo curioso es que son peladas y despepitadas para que al final, al abrir el frasco de esta mermelada encontremos un 77% de pulpa de naranja… únicamente naranja, sin ninguna otra fruta.
  • Naranja + Papaya: ¡Que voy a decir! es mi favorita. Mezcla del dulzor de la papaya con el carácter cítrico de la pulpa de naranja.
  • Kumquat de Málaga: Como en el caso de la naranja, las frutas son deshuesadas y peladas antes de crear la mermelada… solo pulpa. Aun así, dado las características de la fruta es algo fibrosa y un pelín amarga. No obstante, ¡está buenísima!
  • Pomelo de Málaga: ¡pomelo, pomelo! muy recomendable para aquellas personas que intenten encontrar el sabor de esa mermelada de naranja amarga de toda la vida. Elaborada de la misma forma que el resto de cítricos.

Como primicia, queremos comunicaros para los amantes de la mermelada de fresa, Mermeladas Málaga está preparando mermeladas de fresitas silvestres. ¡estoy deseando pillar esa delicia con pan calentito y mantequilla de Soria (hay que tirar hacia la tierra).

Mermeladas Málaga. Fuente: Devinos con Alicia
En fin, con esta foto de mi deleite con Mermeladas Málaga y esperando que os hayáis relamido un poco, os dejamos hasta el jueves. ¡sí! hasta el jueves. Debido a dos nuevas incorporaciones ampliamos el calendario de posteo a Martes, Jueves y Domingo.¡Feliz Martes!

(Visited 572 times, 1 visits today)
A falta de fruta, buena es mmm…mermelada
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *