ENRIQUE PÉREZ DE MENDOZA. Queridos amigos, nos encontramos en una nueva etapa del camino en De camino al Jerez. Hoy recalamos en el tercer punto del triángulo mágico del Sherry. Ya en etapas anteriores recorrimos en Jerez la Bodega González Byass y asistimos en Sanlúcar de Barrameda al réquiem por la Bodega Pedro Romero. Hoy completamos el triángulo en El Puerto de Santa María y visitamos una emblemática Bodega Osborne, una bodega que nace hace más de 200 años y que es la segunda compañía más antigua de España. Haremos un poco de historia de la Bodega pero nos detendremos en un personaje clave en esa historia, un joven hidalgo inglés de Exeter (Devon), Thomas Osborne Mann, que vino a Cádiz desde Inglaterra para hacer fortuna dejando atrás un país devastado por la guerra de los Siete Años.

Dicen que dio sus primeros pasos en Cádiz en 1780, allí trabajó para los banqueros y exportadores de vino Lonergan y White. Trabó amistad con el Cónsul británico Sir James Duff y con su socio William Gordon, quienes le propusieron exportar los vinos de sus bodegas.

Thomas se convierte en un próspero comerciante y se asocia con Duff Gordon, adquiriendo bodegas propias en Jerez y El Puerto de Santa María. En 1810 se traslada a El Puerto de Santa María donde desde entonces la empresa no se ha movido. La empresa se expandirá con rapidez aunque sus elaboraciones todavía llevaban la marca Duff Gordon.

En 1825 contrajo matrimonio con Aurora Böhl de Fabeu, hija de Johan Nikolaus Böhl de Faber, Cónsul de Alemania en Cádiz y apoderado de la firma comercial Duff Gordon. Los Böhl de Faber eran afamados bibliófilos y escritores (una de las hija fue Fernan Caballero). En este círculo, Thomas
trabó amistad con escritores tan relevantes como Washington Irving, que visitó El Puerto y terminó allí sus Cuentos de la Alhambra. De regreso a Estados Unidos el escritor se convirtió en un entusiasta propagandista de los vinos de Osborne.

En 1845 se tiene conocimiento de una carta en la que el Castillo de Windsor encarga dos barricas para la familia real británica. El rey de Bélgica, el zar de Rusia y el Vaticano también estarán entre sus clientes.

Thomas Osborne Mann dirigió la compañía hasta su muerte en 1854, sucediendole Tomás, en español, el mayor de sus cinco hijos, mientras que el segundo, Juan Nicolás, cogió la carrera diplomática y fue nombrado Conde de Osborne por Pio IX.

Así llegamos a 1860, una fecha clave para la compañía. Hasta entonces el vino de los Orborne se había comercializado bajo la marca Duff Gordon, pero Tomás será el encargado de comprarle a esta firma su parte en la sociedad, con lo que se hace con la totalidad de su control y la renombra con su apellido. Su padre creó la empresa y él le dió su nombre “OSBORNE”. Su control sobre la firma llega hasta su muerte en 1890 y es su hijo mayor, Tomás, el que se hace cargo de la compañía, es la tercera generación y el tercer Tomás al frente de la misma. Con él la firma no dejará de crecer, aunque más centrada en el mercado español. Además, él y su hermano Roberto fundaron en 1904 la fábrica de cerveza de La Cruz del Campo en Sevilla, hablamos del inicio de Cruzcampo.

Fábrica de Cerveza la Cruz del Campo (Sevilla) . Fuente [en linea]: www.puertadealcala.com
Fábrica de Cerveza la Cruz del Campo (Sevilla) . Fuente [en linea]: www.puertadealcala.com
Cartel publicitario histórico de Cervezas Cruz Campo. Fuente [en linea]: blogs.hoy.es
Cartel publicitario histórico de Cervezas Cruz Campo. Fuente [en linea]: blogs.hoy.es

La cuarta generación será encabezada por su hijo Ignacio, al mando desde 1935 hasta 1972, que diversificó la producción con el Brandy Veterano. Será para promocionar esta firma para lo que nacerá el conocido toro de la compañía, una imagen que identificará una maraca (Veterano) a una empresa (Osborne) y a todo un país.

Cartel publicitario histórico de Veterano Osborne. Fuente [en linea]: file.vintageadbrowser.com
Cartel publicitario histórico de Veterano Osborne. Fuente [en linea]: file.vintageadbrowser.com

En los últimos años, desde 1972 hasta la actualidad,  otros cuatro Osborne han presidido la empresa familiar (hermanos, hijos, primos o nietos de los anteriores). Lo que da un total de seis generaciones a los mandos de la empresa familiar.

Con ellos, la empresa ha seguido creciendo, primero bodegas Montecillo (La Rioja), Anís del Mono y la firma Sánchez Romero Carvajal con la marca Cinco Jotas. Ha diversificado centrándose en tres negocios fundamentales:

Bebidas divididas entre sus vinos:

  • Jerez
  • Oporto
  • Rioja
  • Rueda
  • Ribera del Duero
  • Malpica de Tajo
  • Tierras de Cádiz

La producción y distribución de bebidas espirituosas y refrescos:

  • Veterano
  • Magno
  • Carlos I
  • Anís del Mono
  • Seagram
  • Santa Teresa
  • Ponche

El resto del negocio, una parte de carácter gastronómico con los tres establecimientos de hostelería que tiene la firma Sánchez Romero Carvajal y la marca Toro de Osborne con franquicia y tiendas propias.

El último paso que marca la historia de esta emblemática bodega ha sido la entrada el año pasado del gigante chino Fosun, como accionista minoritario (20%) del grupo. El otro 80% pertenece a cerca de los 300 accionistas de la familia bajo la sociedad patrimonial Osborne&Cia.

Esta sorprendente decisión altera la línea que habían seguido hasta ahora la familia Osborne, aunque servirá para conseguir los fondos que la empresa necesita para seguir creciendo. Quizá, como expresado el actual presidente, Tomás Osborne, esta decisión siga el consejo de sus antepasados:

“Aprende del pasado con la mirada puesta en el futuro”

Selección de vinos de Osborne

Bodega de Mora. El puerto de Santa María. Fuente [en linea]: www.ojoalplato.com
Bodega de Mora. El puerto de Santa María. Fuente [en linea]: www.ojoalplato.com
Bodega de Mora. El Puerto de Santa María

Ya hemos visto la interesante historia de esta Bodega y de su fundador, Thomas Osborne Mann, un personaje clave en esta historia. Ahora vamos a hablar de sus vinos. Como hemos resaltado, esta Bodega ha basado su desarrollo en la diversificación, siendo propietaria de bodegas en varias denominaciones de origen, lo que le hace tener un gran número de marcas. Nosotros nos vamos a centrar en los vinos del marco de Jerez y en sus características.

Lo primero que queremos resaltar es la ubicación, las Bodegas Osborne se encuentran situadas en El Puerto de Santa María, tercer vértice para la crianza del triángulo mágico del Sherry (Sanlúcar, El Puerto y Jerez). El Puerto de Santa María está en la desembocadura del río Guadalete, en el centro de la Bahía de Cádiz, por tanto su clima es un clima privilegiado, ya que la influencia del Océano Atlántico hace que las temperaturas suaves y la humedad se mantengan durante todo el año estables y esto favorezca la crianza de los vinos bajo velo de flor.

Osborne tiene clasificados sus vinos en varias categorías. Por un lado veremos el vino fino emblema de la casa Fino Quinta, por otro la denominada categoría Jerez Premium y por último la de “Jerez viejo”, en esta categoría se encuentran vinos con una edad media de entre 30 y 40 años y de producciones muy limitadas, y debido a su importancia los analizaremos junto con los brandys y su elaboración en un próximo post.

Empezamos con Fino Quinta. Vino emblemático de la casa, es un vino fino elaborado con uva palomino,  criado bajo velo de flor siguiendo el sistema tradicional del criaderas y soleras, que llevará el vino hasta la quinta solera, de ahí su nombre, por tanto tiene una vejez promediada de 5 años después de haber pasado por las cinco andanas (filas de botas). Su crianza está favorecida por el comentado microclima de El Puerto de Santa María con temperaturas y humedad suaves todo el año. Cuando lo servimos es un vino con un bonito color amarillo pálido, brillante y luminoso, en nariz un aroma característico punzante y salino y en boca seco y con característico toque amargo. Ideal para aperitivo o para acompañar mariscos y pescados.

Cartel publicitario Fino Quinta. Fuente [en linea]: www.diariodevinos.com
Cartel publicitario Fino Quinta. Fuente [en linea]: www.diariodevinos.com

 Pasamos a la gama Jerez Premium, donde encontramos cinco vinos:

  • Coquinero.  Es un fino amontillado elaborado con uva palomino. Como recordareis, los vinos bajo velo de flor explicamos con la manzanilla que con el paso del tiempo esa flor se debilita y va desapareciendo propiciando así un principio de oxidación, en este caso la manzanilla se denominaba pasada. En el caso del fino coquinero, es un fino que durante cuatro o cinco años es envejecido como un fino, y posteriormente se encabeza eliminando la flor y permitiendo que el vino comience una crianza oxidativa durante los próximos dos años. El resultado es un vino particularmente único, con una vejez promedio de más de seis años, un color oro pálido, en nariz punzante y complejo y en boca un vino con estructura y con un prolongado final, con ese toque amargo característico. Todo esto resultado de la crianza biológica y de los toques oxidativos. Podría acompañar en el aperitivo a quesos curados de manera extraordinaria.
  • Bailén. Es un oloroso seco con 10 años de envejecimiento promediado a través de crianza oxidativa por el sistema tradicional de criaderas y soleras, favorecido por el microclima de El Puerto de Santa María. Es un vino de color caoba oscuro, en nariz muy aromático y complejo, con aromas de vainilla y roble viejo, en boca seco, muy seco y robusto, con notas a frutos secos, tostados y madera. Magnífico para aperitivo con quesos y también puede acompañar carnes y pescados.
  • 10RF y Santa María. Son dos vinos con elaboración y envejecimiento similares, con una mezcla de variedades de uva palomino y pedro ximenez. La diferencia entre ellos será la proporción de las mezclas, los dos tienen una vejez promediada de seis años con una base de oloroso criado por el sistema tradicional de criaderas y soleras con sus características de crianza oxidativa al que se le añade una cantidad de uva pedro ximenez que les da ese toque dulce final. Santa María es un tipo de vino cream, de color caoba oscuro, denso debido a la aportación de uva pedro ximenez, en nariz intenso y persistente con aroma a pasas, higos y madera, en boca es dulce, con notas de pasas, dátiles y orejones. El 10RF es más un oloroso abocado, denominado medium o semidulce. Tiene un color caoba oscuro, en nariz es punzante, intenso con aromas a pasas pero también recuerdos de oloroso, frutos secos y vainilla, en boca semiseco, con cuerpo y ligeras notas dulces de pedro ximenez, maridaje perfecto con quesos y foie.
  • Por último, Pedro Ximénez 1827. Este vino utiliza uva de la variedad Pedro Ximénez, elaborado por el método de soleo, exposición al sol de la uva cortada y envejecido durante seis años siguiendo el sistema tradicional de criaderas y soleras en botas de roble americano. Es un vino de color caoba muy oscuro y muy denso, en nariz encontramos profundos aromas de pasificación, muy perfumado y en boca muy dulce y sabroso. Ideal para después de las comidas, acompañante perfecto de helados.
Gama Sherry Premium Osborne. Fuente [en linea]: www.osborne.es
Gama Sherry Premium Osborne. Fuente [en linea]: www.osborne.es

Bueno, hemos hecho un recorrido por la gama de vinos Jerez Premium de Osborne y hemos dejado los VORS y Brandy para tratarlos más adelante. Espero que os sirva para familiarizaros con los vinos de Osborne, sobre todo a la hora de elegir el tipo y el momento para consumir estos maravillosos “Sherry Wines”.

Actualidad del marco: “Sherry Wine Week”  (La gran cita global del Jerez)
Imagen de Sherry Wine Week. Fuente [en linea]: www.enotour.es
Imagen de Sherry Wine Week. Fuente [en linea]: www.enotour.es

El Consejo Regulador de los vinos de Jerez y la Manzanilla de Sanlúcar ha anunciado la celebración de la Sherry Wine Week 2015 que se celebrará los días 2 al 8 de noviembre coincidiendo con el “Dia Europeo del Enoturismo” el dia 8 de noviembre.

Se ha convertido en una gran fiesta internacional en torno a este vino único del sur de España- Miles de restaurantes, bares, hoteles y tiendas de todo el mundo organizarán actividades para unirse a la celebración que mostrarán la versatilidad gastronómica de los vinos de Jerez en armonías tan variadas, interpretadas por cocinas de los cinco continentes.

Según el Consejo Regulador, “las redes sociales han sido claves en la comunicación y repercusión global de estas celebraciones que han ido desde UK a Japón o Singapur, pasando por EEUU, consiguiendo un alcance total en Twitter de más de dos millones de usuarios.”

Esta edición de La Sherry viene auspiciada por el Consejo Regulador de la D.O. “Estamos muy orgullosos que este evento global haya sido iniciado por formadores homologados del vino de Jerez, entusiastas de nuestros vinos que han logrado su cualificación y cuya pasión  y trabajo duro se ha plasmado en un evento global que ha suscitado enorme interés y ha logrado comunicar las cualidades únicas de nuestros vinos”, ha manifestado César Saldaña.

  • Final de la Copa JerezLa Sherry Wine Week es uno de los eventos que Jerez celebrará este año. El 9 de junio se celebrará la final internacional de Copa Jerez, un concurso que reúne a los mejores sumilleres y chefs de 8 países diferentes para alcanzar la mejor armonía entre vino y plato y que constituye uno de los hitos más importantes del calendario gastronómico anual.
  • También el Día Europeo del Enoturismo traerá al visitante al triángulo mágico del marco (Jerez, Sanlúcar y El Puerto), donde se podrán disfrutar de jornadas de puertas abiertas en bodegas para conocer las famosas catedrales del vino que perpetúan el legendario sistema de criaderas y soleras.

El registro de eventos de la Sherry Wine Week se abrirá el mes de julio. Para compartir ideas con otros sherrylovers usa el hashtag #sherryweek.

Desde aquí seguiremos informando.

(Visited 799 times, 1 visits today)
Gentlemen del Sherry
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *