VANESSA MARTÍN YOUST. ¡Hola amigos! En primer lugar quería pediros disculpaspor mi mes de ausencia. Os invité en Enero desde Nueva York a irnos de tapas por Madrid en el mes Febrero pero lo que realmente me deparó el destino fue una mudanza. Tras acometer con singular empeño semejante acto heroico y haber salido ilesa y triunfante del mismo, recuperadas las fuerzas, paso a contaros cuáles son mis tabernas, bares, bodegas y restaurantes preferidos en la capital.

Son lugares muy diferentes en cuanto a decoración y ambiente,  pero todos ellos comparten un denominador común:  buen bebercio y excelentes  bocados. Como estamos en un blog de vinos y como ya sabéis que siento pasión por todo tipo de caldos, mi selección en la mayor parte de los casos es de lugares con unas cartas de vinos que probablemente os dejen con la boca abierta. Pero no por ello me olvido de los amantes de la cerveza. También incluyo auténticos templos para ellos.

Madrid es un excelente lugar para irse de tapas. Cada calle, plaza o avenida esconde lugares maravillosos, atractivos, por descubrir. Yo enumero unos cuantos, mis preferidos, los que frecuento  cuando puedo. No hay nada que me satisfaga más que reunirme con mis amigos en una buena barra. Se habla, se comenta, se ríe, se brinda… por irnos “De tapas por Madrid“.

El orden de mi listado puede que implique predilección o puede que haya sido resultado del azar. Indagad, visitad, quedad en estos lugares y vosotros mismos estableceréis vuestras preferencias. Empieza la tournée…

Taberna Laredo (C/Doctor Castelo, 30)

La familia Laredo inició su andanza culinaria en 1993 con Mitulo, bar de la calle Doctor Esquerdo. El éxito del mismo obliga  a los hermanos Laredo (David en los fogones, Javier  en la barra y Miguel en la sala) a mudarse en 2004 a un local de mayor tamaño en la calle Menorca, pero es en 2012 cuando encuentran su ubicación definitiva en la calle Doctor Castelo 30.

La antesala del Laredo presenta una barra enorme con forma rectangular para dar paso a su restaurante en la planta superior. Es una taberna de diseño cuya iluminación se mantiene tenue durante todo el día.

Taberna Laredo. Fuente [en línea]: Libertad Digital
Taberna Laredo. Fuente [en línea]: Libertad Digital

Nada más llegar y  antes que de tiempo a nada ya tienes la bebida servida con un apetecible aperitivo: queso con picos, anchoas o mejillones con patatas fritas… Este detalle es  una de las cosas que más valoro a la hora    de volver a un restaurante.

Empecemos hablando de sus vinos. Tienen una carta de vinos españoles y otra de vinos extranjeros. La española tiene más de  100 referencias entre vinos blancos, tintos y cavas. Se disfruta ojeando esa carta. Quedan representadas veintitantas D.O., vinos clásicos, de corte moderno, de bodegas nuevas, vinos de autor… En cuanto a los vinos extranjeros, extensa  selección de vinos franceses, incluyendo 36 referencias de champagnes.

También tienen vinos alemanes y portugueses. Un detalle que me pareció de gran ayuda a la hora de seleccionar un vino es que junto al precio de la botella muestran la añada del vino.

Y con respecto a la comida ¿qué puedo decir sin quedarme corta? Excelente materia prima, cuidada elaboración y presentación, y cantidades tirando a generosas. La carta es extentísima. Te vuelves loco a la hora de elegir un plato pues todo es apetecible y recomendable. Algunos platos se pueden pedir como medias raciones. La última vez que estuve comiendo allí pedimos los siguientes platos, todo para compartir: ensalada de tomate relleno de burrata con albahaca y aceitunas confitadas, mollete de mollejas y verduritas picantes, revuelto de morcilla y piñones, tartar de atún y de postre tarta de queso. Todo excelente, superior. Como siempre. El amor y mimo en la cocina se notan en la comida.

Y como no podía ser de otra manera, el servicio es espléndido.

Se me olvidaba, mención especial al pan.

Tartar de atún en Taberna Laredo. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Tartar de atún en Taberna Laredo. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Revuelto de morcilla con verduritas y piñones en Taberna Laredo. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Revuelto de morcilla con verduritas y piñones en Taberna Laredo. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia

Restaurante vinoteca García de la Navarra (C/Montalbán, 3)

Gracias a mi hermano conocí  este restaurante/vinoteca. Generalmente lo primero que hago al llegar a un restaurante es pedir la carta de vinos. No tengo remedio. Y tengo que decir que cuando cayó en mis manos la de García de la Navarra me llegué a poner nerviosa. Puntualizo,  fue una mezcla entre nerviosismo y emoción.

Más de 400 referencias y joyas del tipo: Romanée Conti, Chateau Petrus, Chateau Margaux, Vega Sicilia, PSI… El responsable de la misma es Luis García de la Navarra, sumiller y propietario del restaurante, que durante muchos años fue presidente de la Asociación Española de Sumilleres, junto a su hermano Pedro (en los fogones).

El local, cuyo diseño interior está bastante logrado y es tirando a luminoso, cuenta con dos zonas claramente diferenciadas: barra en forma de L rodeada de mesas altas a la entrada y restaurante al fondo. En la zona de la barra hay dos grandes pizarras en las que se ofertan platos del día,  recomendaciones del chef (variando según la temporada), raciones, bocadillos, vinos por copas o el vino de la semana, cuyo precio suele estar bastante ajustado. Como dice Luis: Ofrecer un vino de la semana a un precio más que razonable es la mejor manera de dar a conocer el vino entre la gente joven e incitar a su consumo.

Vista de la barra Restaurante Vinoteca García de la Navarra. Fuente [en línea]: Restaurante Vinoteca García de la Navarra
Vista de la barra Restaurante Vinoteca García de la Navarra. Fuente [en línea]: Restaurante Vinoteca García de la Navarra

Cocina tradicional en la que se cuida mucho la calidad  del producto elaborando unas recetas sabrosas y donde la verdura tiene cierto protagonismo. Dicen que su pisto manchego es de los mejores de Madrid y yo opino lo mismo. Las dos últimas veces que he ido lo hemos pedido, junto al rabo de toro (desmigajado), otro de mis platos preferidos. A tener en cuenta su menestra de verduras, las sardinas confitadas, las alcachofas de temporada y sus croquetas de trufa negra.

Pisto con Huevo en Restaurante - Vinoteca García de la Navarra. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Pisto con Huevo en Restaurante – Vinoteca García de la Navarra. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Sardinas ahumadas en Restaurante - Vinoteca García de la Navarra. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Sardinas ahumadas en Restaurante – Vinoteca García de la Navarra. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia

La barra está siempre llena. Aconsejo, teniendo en cuenta que el horario es ininterrumpido, ir fuera de los horarios típicos de comida o cena.

Taberna Arzábal (C/ Doctor Castelo, 2)

Neotaberna inaugurada a mediados de 2009, consiguió en pocos meses posicionarse como una de las barras más atractivas de la capital.

Se repite el modelo de las dos anteriores tabernas: cocina tradicional con productos de temporada de excelente calidad y  un toque de vanguardia, diferentes barras en la entrada, pizarra ofertando los vinos del mes y algunas raciones de temporada, y restaurante en la planta superior. La carta de tapas y raciones no es muy extensa pero se completa con una selección de vinos por copas que suele ser bastante atrevida e innovadora, al igual que su carta de vinos.

Barra de la Taberna Arzábal. Fuente [en línea]: Tripavisor
Barra de la Taberna Arzábal. Fuente [en línea]: Tripavisor

Los aperitivos que ponen con las bebidas siempre  excelentes: mejillones en escabeche caseros, paella, morcilla… Son famosas sus croquetas de leche de oveja. Yo no soy nada fan de las croquetas, pero he de reconocer que las croquetas de boletus del Arzabal han conseguido que me replantee el mundo croquetil.

Destacar el servicio excepcional tanto en la zona de la barra como en el restaurante. De nuevo el pan magnífico.

Croquetas de boletus e idiazabal. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Croquetas de boletus e idiazabal. Fuente [en línea]: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Anel tapas & Lounge bar (C/ Villalar, 1)

En pleno barrio de Salamanca y con vistas a la Puerta de Alcalá se ubica este bar, lounge, restaurante que a mi parecer ofrece de las mejores ensaladillas rusas de la ciudad. Restaurante/bar de aire andaluz en la cocina (Ana y Leandro, sus propietarios, son de Ubrique) y aire francés en su decoración, abrió sus puertas hace casi dos años y desde el primer día su éxito fue rotundo. Cocina casera de su madre con guiños a Andalucía, precios más que ajustados,  horario ininterrumpido de 08.00 a.m. a 02.00 a.m. todos los días de la semana, menú diario, excelente selección y servicio de destilados, cuidada carta de vinos (aunque no tan  extensa como las anteriores pero que introduce novedades constantemente), trato excepcional de todo el personal y en particular de sus dueños, y muy buen ambiente. No solo dispone de una barra animadísima, sino que su planta de abajo, abovedada,  es ideal para celebrar eventos privados.

Desde su terraza, que funciona todo el año, tienes unas vistas maravillosas a la Puerta de Alcalá. ¿Qué más se puede pedir?

Barra de Anel Tapas & Lounge Bar. Fuente [en línea]: Anel
Barra de Anel Tapas & Lounge Bar. Fuente [en línea]: Anel
 
Barra de Anel Tapas & Lounge Bar, bóveda de la planta inferior. Fuente [en línea]: Anel
Barra de Anel Tapas & Lounge Bar, bóveda de la planta inferior. Fuente [en línea]: Anel

Absolutamente recomendables su ensaladilla rusa, las lágrimas de pollo, la ensalada de pimientos asados con ventresca, la hamburguesa de buey gallego, su salmorejo, los montaditos de pringá y piripi y su tartar de atún.

Ensaladilla rusa en Anel Tapas & Lounge Bar. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Ensaladilla rusa en Anel Tapas & Lounge Bar. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Salmorejo en Anel Tapas & Lounge Bar. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Salmorejo en Anel Tapas & Lounge Bar. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia

Anel es el ejemplo de restaurante donde el comer bien no está reñido con el bolsillo. Y para los que quieran salir del centro de Madrid, el hermano gemelo  de ANEL está en el municipio de Pozuelo de Alarcón, Avenida de Europa 16.

Bodega de la Ardosa (C/Colón, 13)

Fue fundada en 1892 formando parte de lo que hoy llamaríamos bodegas franquiciadas  pues por aquella época llegaron a existir una treintena de Ardosas. A partir de la década de los ochenta, La Ardosa de Colón, con la familia Monje a los mandos, empieza a convertirse en punto de encuentro para los amantes de la cerveza pues la oferta en la bodega es variadísima: Guinness, Mahou, Bass, Pilsner  Urquell…

Bodega de La Ardosa. Fuente [en línea]: La Ardosa
Bodega de La Ardosa. Fuente [en línea]: La Ardosa

Mucha gracia y solera en esta típica taberna castiza que conserva la misma decoración que tenía en sus orígenes. Para acceder a su reducido comedor tienes que pasar por debajo de la barra. El ambiente es variopinto y es fácil encontrar gente de diferentes nacionalidades que va en busca de su premiada tortilla de patatas. Tienen diversidad de embutidos, salazones, ahumados, canapés y raciones, entre las que yo destacaría: su famosa tortilla de patatas (hecha con huevos frescos de granja y patata monalisa), los palitos de berenjena en tempura,  el salmorejo, las rabas y la ensaladilla rusa.

Pincho de tortilla en Bodega de La Ardosa. Fuente [en línea]: Traveler
Pincho de tortilla en Bodega de La Ardosa. Fuente [en línea]: Traveler
El patio del Fisgón (C/Don Ramón de la Cruz, 36)

Este restaurante de aire provenzal había sido antiguamente una cochera. El local ofrece tres zonas diferentes donde poder degustar sus platos: la barra, un patio cubierto ajardinado y un espacio que sus dueños llaman el clandestino, que se puede reservar para un máximo de 12 personas y donde además se puede fumar.

El patio del fisgón. Fuente [en línea]: Tripadvisor
El patio del fisgón. Fuente [en línea]: Tripadvisor

Soy fan absoluta de los siguientes platos: rollitos  artesanos de pato, ensalada de tomate y burrata, pizzeta de boletus trufado y atún teriyaki con verduras. También hay que mencionar que las patatas fritas  que te ponen de aperitivo son caseras y están deliciosas. Su carta de vinos me resulta bastante corta. Ah, se me olvidaba, no dejéis de pedir su tarta de queso y el coulant de chocolate.

Tataki de atún con verduritas en El patio del fisgón. Fuente [en línea]: El patio del fisgón
Tataki de atún con verduritas en El patio del fisgón. Fuente [en línea]: El patio del fisgón
Rollitos de pato en El patio del fisgón. Fuente [en línea]: El patio del fisgón
Rollitos de pato en El patio del fisgón. Fuente [en línea]: El patio del fisgón

Docamar (C/Alcalá, 337)

Afamado por sus patatas bravas, este bar/restaurante de la plaza de Quintana abrió sus puertas hace cincuenta  años, pero la tradición tabernera en la familia viene de antes.

Es asombroso posicionarse en la barra y ver cómo van saliendo sus enormes bandejas de patatas que acaban convirtiéndose en raciones y tapas de bravas. Dicen que consumen a la semana más de 2.000 kilos de patatas. Cómo fríen esas patatas y su salsa picante son dos de los secretos mejor guardados del local.

Patatas bravas en Docamar. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Patatas bravas en Docamar. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia

Si quieres abandonar el bullicio de la barra puedes  sentarte en las mesas del restaurante en la planta superior. Su carta es bastante castiza: callos, oreja, caracoles… aunque también encuentras raciones de mejillones al vapor, ensaladilla rusa, pimientos de Padrón…

Disponen de menú diario, sugerencias del día,  los martes hay cocido y los jueves paella.

El servicio es muy rápido y está bastante pendiente. Cada bebida, una generosa tapa. Su terraza de verano es otro de sus grandes atractivos. Los precios son más que razonables.

Txirimiri (C/ General Díaz Porlier, 91)

Bar/taberna que abrió su primer local en 2003 y a día de hoy suman cuatro (Ferraz, Humilladero, Ibiza y general Díaz Porlier).

Cocina tradicional del norte con toques de vanguardia presentada en forma de pinchos, tanto fríos como calientes, raciones, arroces, carnes y pescados. Es famosa su tortilla de patata con cebolla caramelizada (Chema Larrañaga la hizo famosa en Juana la Loca trasladando su éxito al Txirimiri). También os recomiendo las milhojas de rabo de toro, la fajita de carpaccio de buey y mahonesa de trufa, la hamburguesa Unai en tempura con salsa de boletus, el tatín de manzana con helado y la torrija caramelizada. También dispone de un servicio de catering que se adapta perfectamente a tus preferencias culinarias y a tu bolsillo.

Su tremendo éxito se debe a la gran calidad de sus productos, la variada oferta y sus buenos precios.

Fajitas de carpaccio de buey en Txirimiri. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Fajitas de carpaccio de buey en Txirimiri. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Bodegas Rosell (C/ del General Lacy, 14)

A un paso de la estación de Atocha se encuentra esta tradicional taberna madrileña que conserva su decoración original tanto en el interior como en el exterior (suelos de mosaico hidráulico, grandes barriles de vino que hacen de mesas altas, mesas bajas de mármol, azulejos en la fachada…)

Fachada exterior de Bodegas Rosell. Fuente [en línea]: Bodegas Rosell
Fachada exterior de Bodegas Rosell. Fuente [en línea]: Bodegas Rosell

Actualmente está regentada por los hermanos Rosell, siendo Manolo el artífice de una sugerente carta de vinos. Fue subcampeón del certamen nacional Nariz de Oro y seis veces finalista del mismo por lo que os sugiero  que os dejéis  aconsejar por él siempre que tengáis duda a la hora de maridar vuestra comida con un buen vino.

Sirven unos aperitivos estupendos con la bebida y además tiran muy bien la cerveza. Dos de los platos más famosos y solicitados de la bodega son las patatas de la abuela y el bacalao Rosell pero lo cierto es que su carta de tapas, tostas, raciones, revueltos, ensaladas… es excelente y muy variada.

Recomiendo ir probándola a fuerza de aperitivos. A mí me encanta su tortilla de patata, la ensalada de ventresca, el revuelto de setas y morcilla, las berenjenas rebozadas con salmorejo, las setas empanadas con alioli, la tosta de ventresca con pimientos y el salmorejo. El servicio es excepcional.

Berenjenas rebozadas con salmorejo en Bodegas Rosell. Fuente [en línea]: Tripadvirsor
Berenjenas rebozadas con salmorejo en Bodegas Rosell. Fuente [en línea]: Tripadvirsor
Abaceria & Tapas Lambuzo (C/ de las Conchas, 9)

Lambuzo: Dícese de la persona que gusta de probar todo lo que le pongan por delante, esté en su plato o en el del acompañante.

Bar de espíritu gaditano inaugurado en 2013 por la familia Moreno García. Tiene otra sucursal en la calle Ponzano, 8. Casi toda la materia prima viene de Cádiz e incluso podrás encontrar en su abacería productos típicos de allí: aceites, garbanzos, quesos…

Afamadas son sus tapas de ensaladilla, sus croquetas de tortitas de camarones, el adobo gaditano, su atún y  sus coquinas al oloroso.

Ensaladilla de gambas. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Ensaladilla de gambas. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia

Además de su selección de vinos de La Tierra de Cádiz podrás encontrar también algún que otro vino generoso.

Selección de generosos. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Selección de generosos. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Vista de Lambuzo calle de las Conchas. Fuente [en línea]: Lambuzo
Vista de Lambuzo calle de las Conchas. Fuente [en línea]: Lambuzo
Bar Alonso Cervecería Marisquería (C/Gabriel lobo, 18)
Este pequeño bar/marisquería se ha convertido en toda una institución en el barrio. Su excepcional producto, marisco traído de O GROVE a diario, sus razonables precios y un trato cercano y esplendido por parte del personal son algunos de sus grandes atractivos. Tiran la cerveza de escándalo y la selección de vino es bastante variada. Es conocido por sus croquetas de changurro, su salpicón de mariscos y sus molletes, pero platos tales como la ensaladilla rusa, los torreznos, los callos, las patatas bravas y los calamares son muy recomendables. El menú diario a 10 euros está fenomenal. Es conveniente llegar pronto para hacerse fuerte en la barra ya que debido a su reducido tamaño y lo bien que se come y  se bebe se llena con facilidad.
Foto exterior Bar Alonso. Fuente [en línea]: Un blog para comérselo
Foto exterior Bar Alonso. Fuente [en línea]: Un blog para comérselo
Bar Casa Paco (C/ Altamirano, 38)
Esta tasca familiar del barrio de Argüelles es un paraíso para los amantes de la tortilla de patatas. Puedes elegir entre unas veinte tortillas diferentes: de berenjena, solomillo con queso de cabra y cebolla caramelizada (buenísima), espinaca con queso, morcilla con queso… Cada pincho cuesta 2,50 euros. También están especializados en croquetas. Y sus callos cuentan con muchos seguidores.
Tortilla de patata de berenjena y solomillo y queso en Bar Casa Paco. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Tortilla de patata de berenjena y solomillo y queso en Bar Casa Paco. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Callos a la madrileña. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
Callos a la madrileña. Fuente: Vanessa Martiny para Devinos con Alicia
(Visited 1.248 times, 1 visits today)
De tapas por Madrid

Un pensamiento en “De tapas por Madrid

  • 23 marzo, 2015 a las 22:24
    Enlace permanente

    ALICIA'S TAPAS SALAD with CAPERS, GRILLED BELL PEPPERS & OLIVES

    INGREDIENTS:

    • 1 Bell Pepper, Red, large, chopped
    • 1 Bell Pepper, Yellow, large, chopped
    • 1 Bell Pepper, Orange, large, chopped
    • 170g Black Olives, drained “KOSHER”
    • 2 Tbs. Capers, drained, rinsed “KOSHER”
    • 2 Tbs. Olive Oil “Bodegas Peset Vallés”
    • 1 Tbs. Balsamic Vinegar “KOSHER”
    • 1 tsp Caper Brine
    • 3 Tbs. Basil, fresh, chopped
    • ½ tsp. Garlic, minced
    • Salt, Sea
    • Black Pepper, freshly ground

    INSTRUCTIONS:

    1. Chop peppers, then broil them in the oven.
    2. When the peppers are nicely charred, put them in a bowl.
    3. Cover with plastic wrap, and let the skins steam off.
    4. Cut the grilled peppers into short, thick strips.
    5. Drain the olives well so the salad won't be watery.
    6. Rinse the capers and let them drain.
    7. Wash, dry, and chop the fresh basil.
    8. Whisk together olive oil, balsamic vinegar, caper brine, basil, minced garlic, salt, and pepper to make the dressing.
    9. Now combine the roasted pepper strips, olives, capers, and dressing.
    10. Serve it right away, or let marinate at room temperature until you're ready to serve it.
    11. Enjoy! BUENA APPETIT!!!! (Alan Ira Silver – ESPANA)

Los comentarios están cerrados.