Hoy en Devinos con Alicia viajamos hasta Extremadura para conocer Bodegas Habla. Ha sido uno de los vinos de “moda” de 2014, sin embargo, su trayectoria es amplia ya que iniciaron su proyecto en 2000. Con catorce años de andadura han conseguido dar con una de las fórmulas más especiales del panorama actual y, lo más importante ¡han dado que hablar mucho! apostando por el espíritu creativo y consiguiendo, en poco tiempo, ser un referente a nivel internacional. Desde Bodegas Habla se extiende un espíritu de crear un icono y marcar tendencia dentro del sector… ¿quieres conocerlos? ¡comencemos la aventura!

Mesa de selección en Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla
Mesa de selección en Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla
 De qué hablamos cuando nos referimos a Habla
Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla
Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla

Como mencionábamos en el inicio de este post, cuando hablamos de Bodegas Habla nos referimos a los concepto de creatividad y de calidad. Pero esta filosofía tiene detrás una estructura sólida para crear y comercializar vinos especiales como los que salen desde esta bodega extremeña. La idea con la que parte el equipo de Habla es interpretar la esencia del terruño, explotado con plantaciones de vid desde la antigua Grecia, ubicado en la milenaria ciudad de Trujillo. No nos referimos a un terreno fácil, el perteneciente a Habla es duro y pizarroso pero que, a pesar de estas características, él mismo junto al equipo de la bodega sabe sacar lo mejor de cada cepa.

Terruño de Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla
Terruño de Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla

Sin embargo, aunque desde el principio he querido transmitiros que lo más importante en un buen vino es el trabajo en la viña y en la tierra, detrás de la excelencia de cada botella también se encuentran los grandes profesionales que componen el equipo humano. ¡No podía ser de otra manera en Habla! Pues en esta bodega se han rodeado de profesionales y asesores internacionales con gran capacitación además de incorporar las últimas tecnologías disponibles que convierten a esta bodega en una de las más innovadoras en el panorama actual español.

Viñedo de Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla
Viñedo de Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla

¿Qué nos encontramos en la amplia gama de Habla? Citando textualmente a la bodega: “Los vinos Habla son vinos con un carácter muy marcado. Caldos modernos y exhuberantes. Tremendamente gustosos y con una gran complejidad en matices que la nariz experta puede disfrutar al igual que cualquier amante de los productos de calidad, pues nuestros vinos están concebidos con el objetivo primordial del disfrute universal”. Y, una vez catados algunos de ellos, no seré yo quien les quite la razón.

Me declaro seguidora de la filosofía de la marcar pues quieren un vino y una marca que exprese de forma sencilla y con un estilo personal, que huye en todo momento de el argot profesional y lenguaje rebuscado… todo el mundo puede disfrutar de una copa de vino, lo sepa describir o no.

Continuamos nuestra andadura conociendo un poquito más Bodegas Habla a través de los viñedos y su infraestructura. Como decíamos esta bodega se localiza en Trujillo, ubicación cuyo terruño transmite a cada cepa la personalidad en las variedades de uva elegidas por este equipo para elaborar unos vinos tan especiales como los que encontramos aquí. Habla dispone de 200 hectáreas de  terreno cuya principal característica lo convierte en un terreno difícil y poco fértil dado que su principal componente es la pizarra (algo que, en parte, podemos observar la coloración en la fotografía superior) Esto, que a priori puede parecer un marco inhóspito para el cultivo de vid, hace que el desarrollo de la cepa sea excepcional al estar sometida a un estrés hídrico que lleva a la planta a esforzarse por conseguir agua por sí misma. De esta forma, a la vez que la cepa extiende sus raíces para conseguir sobrevivir, extraerá de la tierra las cualidades y partes de los aromas terrosos que transmitirá a los frutos en cada vendimia.

En los viñedos de estas bodegas podemos encontrar tanto variedades autóctonas como foráneas como por ejemplo Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah, Petit Verdot, Malbec y Cabernet Franc, con las que elaboran sus vinos monovarietales y los ensamblajes de la amplia gama de Habla. Con todas ellas intentan acercarse a la máxima expresión varietal con los matices de la tierra de Extremadura.

Por otro lado, aunque ya hemos hablado en muchas ocasiones de ello, no resulta de extrañar que en estas bodegas utilicen agricultura ecológica con el compromiso absoluto al medio ambiente y huyendo por completo de tratamiento químicos en la viticultura.

Infraestructura de Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla
Infraestructura de Bodegas Habla. Fuente: Bodegas Habla

Para concluir la visita por estas bodegas extremeñas que están dando tanto que hablar, hagamos referencia a la infraestructura pues se trata de una de las bodegas más avanzadas de nuestro país (algo que merece la pena mencionar). No solo nos referimos a una arquitectura contemporánea sino a que cuentan con uno de los equipamientos más avanzados del momento que según nos cuentan ha sido elegido con criterios esencialmente funcionales para permitir el flujo óptimo y adecuado a las necesidades de elaboración del vino. Esto unido a la trazabilidad y control exhaustivo del proceso desde la uva hasta la barrica hace que podamos degustar vinos sinceros y excepcionales.

Hablemos de los vinos y… catemos Habla

Lamentablemente no podemos catar en una sola ocasión la gran gama de Bodegas Habla porque el artículo sería interminable, por este motivo nos dosificaremos y hablaremos hoy de Habla del Silencio (vino al que hace referencia el título del artículo), dejando el resto para otras ocasiones hasta que los conozcamos en su totalidad.

(De izquierda a derecha) (1) Habla del Silencio 2011 #SeriePhotowines. (2) Botella Imperial de Habla del Silencio 2011 "vestida para la ocasión" en el Salón de las Bodegas del Siglo XXI . Fuente: Devinos con Alicia
(De izquierda a derecha) (1) Habla del Silencio 2011 #SeriePhotowines. (2) Botella Imperial de Habla del Silencio 2011 “vestida para la ocasión” en el Salón de las Bodegas del Siglo XXI . Fuente: Devinos con Alicia

 ¡Ya dejemos de lado los aspectos más técnicos y pasemos a lo que nos gusta de verdad!: la degustación. Antes de nada, tengo que deciros que Habla del Silencio 2011 es un vino que pertenece a la I.G.P. Vinos de la Tierra de Extremadura y sigue la misma filosofía que he tratado de comunicar a lo largo de todo el artículo y que nos referimos a un vino tinto crianza elaborado con un ensamblaje de Syrah, Cabernet Sauvignon y Tempranillo ¡ya con esto nos lleva a pensar que es una bomba aromática!. Además cuenta con una crianza en barrica de roble francés de 6 meses.

Y una vez dicho esto… ¡comencemos la cata! En la fase visual nos encontramos con un color cereza intenso con ribetes granates muy vivos, casi calificables como rubí oscuro. Brillante y con lágrima densa. ¡Pasemos a nariz! Tengo que decir que es nítido y realmente impecable ya que las variedades elegidas son muy aromáticas: existen tres familias claramente predominantes que son la frutal con aromas de cassis, mora y cereza, las especias con pimienta negra y la vegetal con la menta y el bajomonte. Sin embargo, también se distinguen notas a violetas, mina de lapiz, moca con un punto guindas en licor.

Terminamos con la última fase: la gustativa. En el inicio es un vino goloso en el que se distingue esa carga frutal y de licor de guindas. Sin embargo, y aunque es un vino ágil, es carnoso y de mucha estructura… con notas balsámicas y minerales que se apoderan de la evolución en boca. De persistencia alta cuyo posgusto nos recuerdan a esas leves notas de violetas, licor y fruta roja en comporta y minerales. Muy recomendable tanto para disfrutarlo solo como acompañado por compañía o uno de los muchos platos que nos ofrece la gastronomía española.

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 993 times, 1 visits today)
Se habla del silencio en Extremadura
Etiquetado en:                        

4 pensamientos en “Se habla del silencio en Extremadura

  • 5 diciembre, 2014 a las 16:35
    Enlace permanente

    Hola Alicia – muy buen artículo, gracias. Soy super-fan de esta bodega desde que la conocí hace un año. De echo tiene un lugar fijo en nuestra lista de vinos:

    http://shop.sansebastianfood.com/collections/hot-50-spanish-wines

    Lo que no entiendo muy bien es por qué no haya más bodegas conocidas en esta zona. Sé que hay buen vino en Badajoz y que Cáceres tiene una tradición de Pitarra, pero no conozco otra bodega de trayectoria en esta zona…………..José Alcaraz ya me ha comentado en LinkedIn que hay Bodegas Las Granadas cerca de Trujillo, que seguramente tiene grandes vinos, pero no suena mucha por aquí (San Sebastián). La parte que me cuesta entender es que estos vinos de Habla son tan buenos, que (a) o son magos o (b) la zona debería tener mucha más fama.

    Responder
    • 5 diciembre, 2014 a las 16:52
      Enlace permanente

      Por muy surrealista que te pueda parecer Andrew, la mayoría de los españoles no conocemos los tesoros gastronómicos que se están realizando a día de hoy en este país, y a día de hoy todavía no apostamos por lo que es patrimonio gastronómico de España… lo que es una verdadera pena. ¡Por su puesto que hay magnificas bodegas en Extremadura! ejemplo de ello son Bodegas Mirabel (también en la provincia del Cáceres) y de las que hablaremos más adelante… con el blog estoy intentando paliar este gran déficit. Muchas gracias por tu interés… y nos encontramos en futuros post.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.