Estaréis sorprendidos por el título que he elegido para este post pero es que a mí también me sorprendió esta bodega cuando me contó su artífice en el Salón Peñín de los Grandes Vinos de España que estaban cultivando una variedad austriaca llamada Blaufraënkisch en la Serranía de Ronda. Me pareció un proyecto absolutamente arriesgado, pero muy romántico, pasional y sobre todo curioso ya que su autor intentaba traer parte de su tierra natal a España a través de esta uva. ¿Quieres conocer Bodegas Kieninguer y este sorprendente proyecto?

Martín Kieninger, artífice del proyecto Blaufraenkisch y propietario de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer
Martín Kieninger, artífice del proyecto Blaufraenkisch y propietario de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer
¡Comencemos a explorar!

Todo nace de Martín Kieninger, arquitecto y bodeguero nacido en Ried (Austria) y que desde 1998 reside en Roda (provincia de Málaga). Su relación con la viticultura no es algo que le haya venido de nuevas ya que ha crecido con ella dada la tradición bodeguera de su familia, de esta forma aprendió el respeto, amor a la tierra y a los frutos que proceden de ellas. Así que dos años después de su llegada, en el año 2000, crea su propia bodega en el lugar de residencia en España, como decíamos, en las faldas de la Sierra de las Cumbres de Ronda. Lo más inusual de esta bodega es que lejos de apostar de las variedades de uva comunes (foráneas o autóctonas) implantadas en este país, ha decidido apostar por las variedades propias de su tierra como la Zwegelt Blaufraënkisch (de la que hablaremos hoy). Aunque también tiene en su viñedo variedades como la Tintilla de Rota, Garnacha Tinta, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir.

Infraestructura y viñedo de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer
Infraestructura y viñedo de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer
La bodega y el viñedo de Kieninger 

El proyecto comenzó con un estudio a fondo del suelo y del clima teniendo en cuenta la plantación sobre una hectárea de terreno implantando las variedades francesas mencionadas en el párrafo anterior, y teniendo en segunda fila las variedades austriacas. El resultado fue tan prometedor que ampliaron con dos hectáreas más añadiendo las variedades autóctonas antes mencionadas.

Como algo identificativo, debemos mencionar que rodeando estas tres hectáreas de viñedo se extiende un seto natural compuestos de granados, membrillos, espino albar y zarzamora… esto no solo convierte el entorno en algo excepcional y precioso, sino que está pensado por el beneficio que puede traer los insectos y microorganismos atraídos por este tipo de flora. De este modo se crea un equilibrio para evitar las plagas y enfermedades en los viñedos, o controlarlas al máximo nivel sin la intervención humana… interesante, ¿no?.

Infraestructura y viñedo de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer
Infraestructura y viñedo de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer

Para dar paso a la bodega, tenemos que añadir que tanto el trabajo que se desarrolla en el campo como en bodega sigue los más estrictos criterios de la agricultura y producción ecológica (certificado por el comité de la agricultura ecológica, el CAAE). Y, una vez dicho esto… Y,¡bienvenidos a la bodega! La elaboración del vino Kieninger se lleva a cabo en el sótano de la casa familiar, los depósitos de fermentación son de acero inoxidable de alta calidad con una capacidad de mil litros. Sin embargo, aunque interviene el INOX. la vinificación se realiza siguiendo el estilo más tradicional y respetando tanto la variedad de la uva, como las características organolépticas que le aporta el terreno, así como las características naturales de fermentación de la uva. Por lo que se evitará interceder en el proceso con sustancias químicas cuyo origen se encuentra en laboratorio.

Viñedo de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer
Viñedo de Bodegas Kieninger. Fuente: Bodegas Kieninguer

Pasamos a la crianza, que se llevará a cabo en barricas de roble francés allier durante un periodo de entre seis y veinte meses. Este proceso de maduración y doma del vino se lleva a cabo en una bodega subterránea de piedra y abovedada, característica particulamente especial que permitirá un control natural de la temperatura.

Le toca el turno a 7 Vin Blaufraenkisch 2012

Como creo que nadie va a conocer la variedad de uva de la que vamos a hablar hoy, haremos una breve introducción sobre ella. La Blaufraënkisch es un cultivo vitivinícola típico en la Europa central, en la que se incluye Austria, República Checa, Alemania, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Italia, Hungría y Suiza… con distintas sinonimias (claro está).

Nos encontramos con una variedad mezcla entre Gouais Blanc y una variedad francesa todavía no identificada, según determina un análisis de ADN. Normalmente es una variación de maduración tardía… pero, ¡vale ya de tecnicismos! ¿qué sensaciones nos transmite esta variedad de uva de la Europa central?

Los vinos de Blaufraënkisch son vinos que se traducen en aromas de frutos negros como la cereza picota, cassi y mora con ligeras notas picantes, como puede ser la de pimienta negra. De sensación tánica media y adecuado nivel de acidez. Especialmente, los vinos jóvenes suelen ser afrutados, aterciopelados, suaves y que adquieren complejidad con la edad. Cuando se realizan ensamblajes con esta variedad, la Blaufraënkisch aporta acidez y estructura a la mezcla.

Pero ¡ya está bien de aportar datos! vayamos a lo que de verdad nos llena, comencemos la cata de 7 Vin Blaufraënkisch 2012. Antes de nada unas leves nociones sobre su elaboración ¡nunca viene mal!, pues bien… el de la añada 2011 es el primer monovarietal de Blaufraënkisch que realiza Bodegas Kieninger con una tirada de solo 1220 botellas aproximadamente, es decir, que este vino de autor es tremendamente exclusivo por su escasa producción. A partir de aquí, comenzaron a elaborar un vino único en España con una crianza de 12 meses en barrica de roble francés y americano de 1 a 3 años. Procedamos a la cata: en la fase visual descubrimos un vino granate con reflejos rubís ligeramente purpúreos (aunque tengo que añadir que la luz no era la adecuada para hacer la cata y que, por tanto, la diagnosis no es muy fiable). ¡Pasemos a nariz! se desprenden aromas a frutos del bosque como los arándanos, cassís y mora… con notas de cereza y florales. Además también se perciben ligeras notas balsámicas y minerales. En boca tiene es un vino redondo… con agilidad, aunque destaca por su estructura, complejidad y por desprender los aromas reconocidos en nariz vía retronasal, además de ser francamente persistente. Un vino divertido, curioso, elegante y… ¡de 10!Tened muy en cuenta esta recomendación ya que merece la pena probarlo solo por conocer la variedad, aunque el vino destaca mucho por sus características organolépticas y su calidad. Nos vemos el domingo con el proyecto de Aromas en mi copa. ¡Feliz miércoles! Por último, preparaos para lo que estamos preparando todo el equipo de Devinos con Alicia para la Navidad 2014, os invito a consultar el calendario (haz click en navidad 2014)…

… y además, como novedad ahora podéis participar en el blog desde cualquier parte del mundo y formar parte de la gran comunidad en la que se está convirtiendo Devinos con Alicia con vuestras recetas relacionadas con el mundo del vino o con cualquier otro producto de los que hablamos en el blog. Solo tenéis que enviar vuestra receta salada, dulce o cóctel en la que uno de los ingredientes principales sea el vino blanco, rosado, tinto, espumoso (como el cava o el champagne), generoso o cualquier otro producto como (el AOVE y los destilados) de los que estamos hablando en la página a la dirección devinosconalicia@gmail.com junto a vuestro nombre, procedencia, establecimiento de restauración (si lo tuvieras) y una fotografía de vuestra elaboración y se publicará sin selección de ningún tipo en la página de Las Recetas de Devinos con Alicia. ¡Animaos a participar! ¿A qué estáis esperando para que realicen vuestros platos en la otra parte del mundo?

 

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 1.289 times, 1 visits today)
¿Una variedad suiza en plena Sierra de Ronda? Blaufraënkisch

2 pensamientos en “¿Una variedad suiza en plena Sierra de Ronda? Blaufraënkisch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.