Hoy no hablamos de vinos. Hablamos de la experiencia que se puede tener a través de una copa de vino. Para ello nos trasladamos hasta la capital de España: Madrid, para adentrarnos en el Grupo Vinotivm. Dedicado al turismo, ocio, experiencias que tiene como parte de su filosofía, el estilo.

Dentro de su paraguas, Grupo Vinotivm integra marcas como Toma Jamón, Pizkolabi Cocktail -Restaurante-, Casa Rural La luciérnaga – Sorihuela, la Rebelión de los Mandiles – tienda gourmet o la Rebelión de los Mandiles – Centro de Experiencias del Vino. Del que hablaremos hoy.

Rótulo del Centro de Experiencias y Escuela del Vino - La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm
Rótulo del Centro de Experiencias y Escuela del Vino – La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm

El de La Rebelión de los Mandiles es el primer centro de experiencias del vino de la capital española. Lo que pretende reflejar es todos los pasos en el proceso artesanal de la elaboración del vino. Os preguntaréis ¿por qué se llama de esta forma? ¿de dónde sale La Rebelión de los Mandiles?, simplemente lo que Vinotivm ha querido hacer es una representación de todas las manos que intervienen en la vendimia, vinificación y comercialización del vino, es decir, vendimiador, tonelero, bodeguero y sumiller.

En el interior de sus paredes se puede aprender sobre vino, hacer catas, alquilar el espacio para eventos, degustar y adquirir vinos muy selectos. De hecho, durante mi visita pude hacer la cata de mi primer vino Kosher: Sefardi Heritage (como curiosidad personal), entre otros. Se trata de una apuesta segura a lo que es la filosofía de este blog: conocer el vino sin los aspectos técnicos que han caracterizado a este increíble mundo, desde uno de los barrios emblema de la capital: La Latina.

Parte de la primera planta en Centro de Experiencias y Escuela del Vino - La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm
Parte de la primera planta en Centro de Experiencias y Escuela del Vino – La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm

Además, el equipo de la Rebelión de los Mandiles – Centro de experiencias del vino – ofrecen una visita guiada a través este espacio, donde mediante distintas etapas y una forma amena de aprendizaje a través de los sentidos se pueden ver todos los pasos dados en la elaboración de todos los tipos de vino. Podrás descubrir nuevas sensaciones vinícolas desde el juego de aromas, las proyecciones de la tonelería, el remolque simulador de vendimia, … todos ellos espacios interactivos dotados de la más avanzada tecnología en material audiovisual.

Para completar sus servicios, además del aprendizaje interactivo y personal, en la planta baja del espacio se encuentra la sala de catas (se puede ver en la última imagen). Allí se realizan e imparten conocimientos en cursos de cata de vino, jamón y aceite y catas impartidas por maestros sumilleres y cortadores. Como la el propio Grupo Vinotivm dice: “Un lugar idóneo para compartir, disfrutar y aprender jugando”.

Parte de la planta baja en Centro de Experiencias y Escuela del Vino - La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm
Parte de la planta baja en Centro de Experiencias y Escuela del Vino – La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm

Pero ¡hablemos más detenidamente del recorrido que podemos encontrarnos después de atravesar las puertas del Centro de experiencias del vino en Madrid! La primera parada con la que nos topamos es la presentación de una familia de viticultores que serán los protagonistas de la proyección en pantallas panorámicas en la que cuentan todos los pasos en la elaboración del vino desde la viña hasta llegar a nuestros paladares. En segundo lugar llegamos al carro simulador de vendimia.

En el que como únicas protagonistas nos encontraremos a las uvas interpretadas por nosotros: los visitantes. Haremos el recorrido sintiendo el traqueteo del remolque por los caminos, humedad e incluso lluvia, pasaremos por la despalilladora, prensa, fermentaremos y entraremos en las barricas para hacer la crianza de lo que ya es vino, hasta que al fin nos embotellen, etiqueten y encapsulen para llegar hasta el consumidor final. Después llegamos al lagar virtual, una divertidísima parte de la visita. Aquí se pisa la uva de forma tradicional, algo que se está perdiendo por el estricto control sanitario que rodea el proceso de vinificación. Pero, ¡no os preocupéis, estas uvas no manchan!

Continuamos la visita en el mueble de aromas, donde se propone el juego de adivinar los aromas de los diferentes cajones… los lectores habituales de Devinos con Alicia ya sabéis que de los vinos se desprenden multitud de aromas (unas veces muy agradables y otras veces, no tanto) ¿Seréis capaces de acertarlos todos?. Seguimos nuestra visita en la tonelería, y uniremos algunos de los aromas reconocidos en la anterior fase del recorrido con esta parte ya que muchos de ellos se crean a partir de la crianza en barrica. Mediante un vídeo nos mostrarán todo el proceso de elaboración artesanal de estas barricas, de mano (como no podía ser de otra manera) del tonelero. Llegamos a la penúltima fase del recorrido, es hora de que el vino descanse.

Así entramos en el lugar donde tan apreciado líquido adquiere sus aromas más complejos, madurez, redondeo y características más especiales: la bodega (se puede apreciar al fondo de la imagen posterior a estas líneas). En esta parte final del proceso intervienen los profesionales de la Rebelión de los Mandiles para explicar funciones y algunas nociones básicas de la crianza.

Sala de degustación en Centro de Experiencias y Escuela del Vino - La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm
Sala de degustación en Centro de Experiencias y Escuela del Vino – La rebelión de los Mandiles- Fuente: Grupo Vinotivm

Con esto me despido, espero que todos los winelovers lectores de Devinos con Alicia os acerquéis un día a visitar este increíble lugar. Es todo una experiencia, y en buena compañía un recuerdo que seguramente no podréis olvidar fácilmente. Llegamos a la última fase en la mesa de catas. En donde los visitantes, ya sean expertos o principiantes, valoran la experiencia mediante los sentidos. No se realiza una cata propiamente dicha pero sí se lleva a cabo una introducción sobre el método de cómo llevar a cabo una.

(Visited 604 times, 1 visits today)
Una experiencia vinícola en el centro de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *