Otro día más nos trasladamos al Salón Gourmet de Madrid 2014, para comenzar diciendo que el producto que os presento hoy es una sorpresa: digo esto porque cuando visité el stand de la bodega Viñedos Alfaro les pedí que me enamoraran con dos de sus vinos. Me pareció increíble cuando me presentaron Real Agrado (el producto del que hablaremos después) ya que como a muchos de vosotros, para mí, la Rioja Baja no representaba dentro de mi memoria la calidad que realmente se puede encontrar en ella. ¡Hasta ahora!

Imagen cedida por Viñedos Alfaro

Pero antes de nada, como en todos mis post, os pondré en antecedentes. ¿Qué variedad se utiliza para elaborar Real Agrado? La respuesta es Garnacha tinta. Esta variedad se encuentra entre las menos defendidas en el territorio español, pues siempre se han hecho con ella vinos de alta graduación alcohólica, duros y muy agresivos. Sin embargo, posee características muy versátiles y son capaces de combinar con otras variedades de uva como puede ser la tempranillo (de la que hablamos en El lado dulce del Tempranillo). Se trata de una uva que da cierto aroma a licor de frutos rojos, frutos del bosque confitados y ciertas notas a pimienta negra. La garnacha es excelente para la elaboración de vinos rancios.

Aclarado esto, y como se suele decir ¡entremos en harina!. Como plantación de vid con Viñedos Alfaro hay que remontarse hasta el año 1974, cuando deciden crear unos cultivos de uva  tradicional y que cuya calidad sea extraordinaria. Una vez conseguido este objetivo, la sociedad sigue evolucionando hasta desarrollar un proyecto de bodega en el año 2005 (ya que hasta ese momento la uva producida era vendida a otros elaboradores). Finalmente en 2009 se termina la creación de la bodega. Y, ¿qué nos encontramos?: unas instalaciones innovadoras, adaptadas a los nuevos tiempos, con viñedos antiguos y con un objetivo (que para mí) predomina sobre el resto: borrar de los consumidores la idea de que si sumas la Rioja Baja con la variedad Garnacha obtienes un vino de mala calidad. Y, ¡lo han conseguido!

Imagen cedida por Viñedos Alfaro

Como he mencionado antes, el vino de hoy es Real Agrado. Se trata de un vino elaborado a partir del ensamblaje (mezcla) de las variedades garnacha y tempranillo, una combinación ideal ya que la garnacha le resta dureza a la tempranillo y ésta a su vez aporta estructura a la primera: lo que provoca la combinación perfecta.

Imagen cedida por Viñedos Alfaro

Si hablamos de Real Agrado, yo lo entendí como el perfecto tránsito del vino blanco al vino tinto: es ideal para neófitos que se quieran adentrar de forma cauta hacia el gran mundo de la materia colorante (aunque personalmente me gusten los vinos con más dureza).

El resultado es un vino redondo en boca, goloso con unas sensaciones de frutos rojos como la frambuesa, fresa o… incluso se perciben ciertos aromas a piruleta. También se hace latente el aroma a regaliz o esas notas balsámicas propias de la tempranillo. Sin embargo, este óptimo final es un reflejo de un cuidado tratamiento desde la viña a la botella.

Para los que tengan curiosidad de cómo ha llegado un vino que en apariencia y por las variedades tiene gran probabilidad de ser  duro y violento, es amable y sutil, la explicación es sencilla: amor por la tierra y el producto. La manipulación es muy poco agresiva con el fruto y esto hace que el vino nos devuelva esos ricos aromas propios varietales a fruta madura y especias.

Algo que tengo que destacar es que pese a su grado alcohólico (14,5%Vol) se mastica la fruta, quedando esa sensación alcohólica, que suele ser bastante desagradable, en un segundo plano y convirtiéndose casi en imperceptible.

En general es un vino con buen cuerpo y muy equilibrado ideal para consumir con quesos suaves, pasta, carnes blancas o… ¡chocolate del 60 o 70%cacao!

Os espero el domingo con una ¡gran sorpresa!… que seguro os gustará.

(Visited 721 times, 1 visits today)
Rioja Baja, ¡ahora! también cuenta.
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *